lunes, 6 de agosto de 2012

¡Ah, Vanidad! Tu nombre es mujer.

"¡Qué bella es usted!-Dijo el principito.
¿Verdad que si? -respondió suavemente la flor- y he nacido con el sol.
Y el principito comprendió que aquella flor no era nada modesta, pero era tan conmovedora."




- ¡Hola! ¿Como has estado?- dijo mi amiga D, mientras me daba un fuerte abrazo.
-Bien, muy bien ¿Y tú?
- También, vengo de ver a X y pasé a verte. Oye, ¡Qué bonita te ves!
-Jajaja, sobre todo con estas fachas.
- No, en serio, te ves bonita, diferente...no sé, como con un brillo especial.

[Modo Chica en el espejo activado]

¿Un brillo especial?
¿El brillo que se tiene después de haberse pasado unas vacaciones de PTM recorriendo 10 países en 30 días? Pues va a ser que no, porque mis planes se arruinaron nuevamente.
¿El brillo que tienes después de haber pasado una semana entera en una playa paradisíaca teniendo sexo con el chico de tu vida? ja y recontraja.
¿Será acaso ese brillo especial que tienen las mujeres embarazadas?...
¿Qué? ¿En serio? ¿En serio podrían creer que es por eso? Si eso ocurriera mi cara no iba a ser precisamente de dulce espera, sino de terrible pánico, casi casi como la chica de la película "Prometeo". ¡Horror!, si la sola palabra embarazada me produce escalofríos, no quiero ni pensar lo que sería si llega a estar asociada a mi nombre. Totalmente descartado.

[Modo Chica en el espejo desactivado]

- Mmm, pues gracias, debe ser que me he pasado estas vacaciones vegetando como haragana. No, mejor dicho, hibernando como oso.

Más tarde, después de que D, se ha marchado.

 [Modo madrastra de Blancanieves activado]
-Orale espejito, si que tiene razón mi amiga, me veo diferente. Espera, mejor me tomo una foto, porque tal vez tú me mientas.

Click,click [Modo modelo frustrada activado]

Pues es verdad, se me ven las mejillas sonrosadas cual Heidi, la niña de las montañas, la piel me luce fresca, el pelo brillante, ¡anda! y la mirada se me ve dulce y alegre. Es verdad, me veo bonita.

¿Tendrá que ver que he ido cambiando mi alimentación, incluyendo más frutas y verduras y disminuyendo la comida chatarra?
¿Será el shampoo?¿El nuevo jabón?¿La crema exfoliadora?
¿Tendrá que ver que he tratado, ahora si, de usar las cremas y productos para el cuidado de la piel que tiendo a comprar pero que nunca me aplico?
¿Tendrán que ver las horas de sueño que he recuperado, luego de que los últimos meses he estado durmiendo menos de 4 horas?
¿Tendrá que ver que estuve muchos días con mi familia y que a pesar de que nos reunimos por algo muy triste, me sentí cobijada, querida, apoyada y me liberé de una gran carga que por muchos años he llevado sobre mis hombros?
¿Será que no hay preocupaciones en mi vida, que todo marcha bien, quizás si un poco lento y a veces rutinario, pero estable, sin complicaciones, salvo los pequeños dramas que mi mente se crea cuando está aburrida?

Puede ser...

Pero creo que tiene que ver más con que me he liberado. He dicho en voz alta cosas que no me atrevía a decirme ni a mi misma porque eso implicaba aceptar que no todo es perfecto.

Pues bien, a partir de hoy...Modo bella durmiente con síndrome de Tourette activado - me ha dicho la chica en el espejo - A guardarse menos las cosas, a dejar de pintarse un mundo color rosa y a llamarle al pan pan y al vino vino, aunque ello implique que tengas que venir a vociferar aqui.

Si, si, vanidad es mi nombre. Pero digo yo ¿Qué de malo tiene verse al espejo y sentirse linda después de que siempre te has sentido como El patito feo?

4 comentarios:

  1. Pues de malo, nada. Hay que elogiarse más a menudo. Seguro que estás guapísima. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  2. Pues, estar, estar...no lo sé, pero yo así me veo y me siento, jejeje. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. se llama autoestima, no vanidad. y es bueno. hay que quererse a uno mismo porque quizás, nadie te quiera si no. y sea lo que sea, sigue haciéndolo. date cremas, duerme más y di las cosas, que libera que te cagas, jejejeje.

    ResponderEliminar
  4. Autoestima para nosotros, vanidad para los demás si uno lo repite con frecuencia en voz alta. Pero la verdad es que sí, si uno se quiere los demás terminan por darse cuenta de nuestras cualidades. Por ahí leí que nunca hay que hablar mal de uno mismo porque hay gente muy tonta que puede creerlo. Así que mejor hablar bien.;)

    ResponderEliminar

QUEDA ESTRICTAMENTE PROHIBIDO COMENTAR EN ESTE BLOG.
¡Hey! Pero ¿Qué hace? ¡Oiga! ¡alto! ¿Acaso no ha leído la advertencia? ¡Gente! Nunca leen las letras pequeñas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...