jueves, 2 de agosto de 2012

De tenis, sexo y otros demonios


¿Por qué? ¿Por qué me siento como una especie de tenista defendiendo agresivamente mi espacio, no sólo rechazando las bolas que me lanzas sino enviándolas directamente sobre ti? ¿Por qué a pesar de desearlo, a pesar de que me gusta lo que me dices casi siempre termino riendo nerviosamente, refutándolo o rechazándolo? ¿Por qué me cuesta tanto decirte que no solo te quiero sino que también me gustas, que realmente te deseo y mucho? ¿Por qué no puedo ser plenamente yo cuando estoy contigo? si es precisamente contigo con quien más identificada me siento, si eres tú quien siento tiene la capacidad de adivinarme, si como dice Sabines "Me tienes en tus manos y me lees lo mismo que un libro, sabes lo que yo ignoro y me dices las cosas que no me digo. Me aprendo más en ti que en mi misma".

Sé que no es porque me sienta incómoda contigo, creo firmemente que tú eres una persona con la que se puede hablar abiertamente de todo, incluido el sexo, creo que te cuente lo que te cuente no responderás con las típicas frases hechas y guarradas de los demás. Eso es algo que me gusta de ti, el saber que podemos hablar sobre este tema u otros, desde todas las perspectivas posibles, no sólo lo emocional o puramente sexual, sino más allá de eso. Creo que tu faceta de "científico loco" ayuda mucho.

Sé que no es por pudor, porque aunque muchos tengan la idea de que soy bastante conservadora, a mi no me importa, los demás hablan según la imagen que ellos se han hecho de mi, pero no necesariamente esa imagen corresponde a quien verdaderamente soy. Tú si lo sabes, sabes que creo firmemente en esa frase que trato de aplicar en todos los ámbitos de mi vida "que nunca hay que decir que algo no nos gusta sin haberlo probado antes, salvo en tres ocasiones: Sé de antemano que no quiero probar a quitarle la vida a nadie, que no quiero estar con alguien de mi mismo sexo y siempre guardo una tercera por si hay algo que no esté considerando por el momento. Sabes que no voy por la vida alardeando de liberal, de muy "open mind", pero que en realidad intento vivir mi vida según mis propias reglas y no las de los demás, que precisamente creo que la libertad de pensamiento estriba no en el desenfreno total, sino en hacer las cosas porque se quiere y no porque se trata de responder a las expectativas que los demás se hacen de nosotros, que trato de romper con mis miedos, con ese posible acondicionamiento familiar y cultural, que siempre estoy abierta a un mar de posibilidades porque quiero conocerme plenamente, saber por qué hago o dejo de hacer algo. Sabes que siempre estoy tratando de ampliar mis horizontes de pensamiento, que intento evolucionar en todos los aspectos de mi vida, que coincido con lo que dice Gabriel García Márquez "Nada de lo que se haga en la cama es inmoral si contribuye a perpetuar el amor". Sé muy bien lo que quiero y no, lo que me gusta y no. Sé que yo controlo mis decisiones, que lo que haga lo haré sólo porque quiero y no porque me sienta presionada, así como lo que deje de hacer será simplemente porque no quiero o no estoy preparada. Así que tampoco es por eso.

No creo que sea porque sienta que no eres atento o delicado conmigo, que no sepas como hacerme sentir deseos por ti, porque incluso dejando fuera la parte sentimental, hablando solo de sexo, siempre sabes qué decir, siempre tienes una manera especial de decir las cosas que incluso algo que a simple vista parece una frase común y corriente o aunque a veces te malinterprete, conforme más pasa el tiempo más significado cobra para mi, haciéndome dejar de lado mis inseguridades. No sé lo que alguien más pensaría de todo aquello que me dices, pero a mi me gusta cuando me dices cosas como:"Es que no entiendo como puedes pensar que no eres bonita, a mi que me importa que no seas perfecta, que tu belleza no sea de modelo ¿Quién quiere una modelo? yo por lo menos no, como mucho, lo que importa es la cara y esa tú la tienes preciosa" "Pequeña, para mi la belleza depende de según los ojos que la miren, para gustos colores y para mi tu eres preciosa, nunca  pienses que no lo eres", "Es que pequeña, no sé para los demás, pero para mi eres tan profundamente bonita, que ni siquiera he pensado en la posibilidad de pensar que no puedes verte bien. Para mi tú eres tú, siempre eres preciosa, porque eso se lleva, dan igual los complementos, las facciones existen y están ahí", "¿Es que acaso no se nota que realmente te deseo, que me cuesta hasta respirar? Te deseo tanto que  no tienes ni que desnudarte ni nada, solo verte es suficiente para que me ponga loco perdido, esa es la triste realidad", "Sabes que te tengo debilidad, pídeme lo que sea, lo que sea, lo haré por ti","Me encantas toda tú, pero me vuelves loco con ese escote tuyo de los que quitan el hipo, no es tanto por lo que muestres, sino lo que hay dentro y no veo, lo que solo imagino, lo  sabes", "Eres fantástica, además eres adorable, me encanta tu risa, tu tono de voz, eres bonita, eres inteligente, es que eres una delicia lo mires por donde lo mires", "No, no es que me excite a la menor provocación, es que me pones tú, me pareces una mujer más que atractiva, y si me das el más mínimo pie, yo pierdo la cabeza y me lanzo",  "Contigo me pasa algo extraño, algo que nunca me había pasado,  paso horas en ese estado en el que creo que ya no puedo más, en una especie de limbo, que vendría a ser como la perfección del orgasmo, me tienes en ese dilema entre cuerpo y mente, sabes lo que me puede y lo utilizas, utilizas ese eterno dilema entre cuerpo y cerebro que me sucumbe a diario", "eres encantadora, adorable, incluso cuando yo estoy de hipersalido, loco perdido, tu temple esta ahí, esa tranquilidad ¡eres magnifica!...pero igual te lo hacía aquí mismo"...en el momento que me lo dices tiendo a no darles tanta importancia, continuo hablando sin decir mucho al respecto, pero luego, recuerdo palabra por palabra lo que me dices, y no sé, tal vez sea una especie de narcisismo, de caricias a mi vanidad, pero me gusta, y esa pequeña parte exhibicionista que habita en mi, quisiera escribir entradas completas dedicadas a todo eso que tú me dices.

No es que no me gustes, físicamente me vuelves loca, para mi todo en ti es sexy, tu voz, tu cuerpo, tu mirada, tu piel, todo...No es que no te desee, realmente te deseo, pienso mucho en ti y si, también en eso momentos. En realidad, siempre pienso que la próxima vez que te vea, me voy a dejar llevar por mis emociones, que me voy a animar a decirte, a demostrarte cuánto te deseo, a contarte cuánto he pensado en ti, pero luego...es como si me encontrara frente a una gran pared que me resulta imposible de franquear, y cuando trato de explicarte lo que me pasa, de mil maneras que tengo para hacerlo, siempre encuentro la peor, en la que sin darme cuenta te hiero, te hago sentir mal o te tildo de egoísta, en la que te hago sentir que me aburro, que me desagradan o incomodan tus avances. Aunque no me lo digas, aunque en esos momentos hagas como que no le das importancia, que ni siquiera te has dado cuenta de ello, y solo digas "lo único que puedo decir es que tienes una percepción errónea de lo que significa para mi", " "Tú sabes que no es así, que yo a ti te respeto completamente y me importa lo que sientes, ¿a caso en algún momento has creído que no?", lo dices una manera tan desencantada, tan decepcionada, que no creo que sea por tu orgullo herido, más bien siento que te lastima, que te sientes decepcionado, que sientes que me lo has dicho de todas la maneras posibles y todavía no acabo de entenderlo, que te defrauda darte cuenta que cuando tú creías que nos estábamos entendiendo bien, que yo era casi capaz de leer tu mente a la perfección, yo voy y te digo algo que demuestre lo contrario.

Sé que debes pensar que qué más quiero que hagas o digas, que de qué manera quiero que me hagas sentir que me deseas, que ya no puedes hacer más porque son inseguridades mías, creo que por ello no vas a hacer nada más por convencerme, porque sientes que hagas lo que hagas,voy a seguir pensando lo mismo, que esa seguridad en ti y en mi, no me la vas a dar tú, que tengo que descubrirla yo misma...puede ser, pero no creo que este "no poder ser yo" se reduzca a que me ganen el pudor o mis atavismos, que me falte autoestima o que tenga que ver con el cariño que te tenga o no. Quizás no sea eso, quizás es que es mi manera pasiva e inconsciente de castigarte porque aunque no lo quiera, si te reprocho algo, tal vez no te reprocho el pasado, sino el presente, este limbo, este ser y no ser, esta indefinición. Tal vez esa es mi manera de protegerme, de reservarme un poquito para mi, para no darme toda, para que si te vas, me quede un poquito con lo que pueda volver a reconstruirme.

Hace poco me decía una amiga: ¿Qué esperas para decirle lo que sientes? y mi respuesta a ello fue que necesito sentirme segura, primero de mi, de mi cuerpo y luego de ti, necesito saber que realmente me quieres, pero no un querer de palabras, sino de hechos, sentir que serías capaz de cruzar un océano por mi, de buscarme hasta en fin del mundo, sentir que serías capaz de matar dragones por mi, obvio no soy tan soñadora y tonta como para decirlo en sentido literal, sino que me refiero a que quiero tener la plena seguridad de serías capaz de enfrentar tus propios miedos, de arriesgarte por mi, que entre todas la posibilidades me elegirías a mi, aunque no sea la más segura, la más ideal, la que todos elegirían para ti, que serías capaz de dejar la comodidad de la vida que ahora llevas por mi, del mismo modo en que yo lo haría por ti. Quiero sentir que soy para ti "esa clase de chica", esa especie de Irene Adler, la que pase el tiempo que pase, y aun si al final no terminamos juntos, siempre va a ser única entre las demás... no lo sé, solo sé que necesito sentir que realmente estás convencido que soy yo la persona que quieres, que no te vas a ir de nuevo, aunque en realidad si lo pienso bien, no te has ido nunca, pero no sé, necesito sentir que tienes bien claro que sitio ocupo en tu vida.

Tal vez es verdad que no te creo completamente las cosas lindas que me dices, no por mi, y quizás tampoco por ti, sé que es cierto lo que me dices, sé que lo sientes así, tal vez es que necesito saberlo sin lugar a dudas, que no sean sólo palabras, sino que necesito sentir que te importo tanto como tú me importas a mí, que lo tienes claro, que sabes con certeza qué soy yo para ti, pero sobre todo que puedas decírmelo, que no te lo guardes para ti esperando que yo lo intuya...sabes, aunque lo parezca, no puedo leerte la mente, aunque lo intuya, también necesito escucharlo . Puede ser que lo que ocurre es que no he podido liberarme del pasado, pero no de la época difícil, sino de esa otra parte que ambos recordamos como algo especial, tal vez aun añoro algo de aquello, quizás no quiero conformarme, tal vez quiero lo de antes, tal vez quiero algo nuevo, tal vez quiero lo de ahora, tal vez lo quiero todo.  Tal vez si me falta confianza, en mi, en ti, en esto que hay entre nosotros, tal vez es que si me asaltan inseguridades sobre mi cuerpo, pero no porque me sienta terriblemente fea, pues aunque sé que no soy una belleza, tampoco me siento un esperpento, creo que también tengo mi lado bueno, que no es imposible que te inspire todo lo que sueles decir , sino  porque me importas demasiado lo que puedes pensar sobre mí, pero me importa más herirte, tengo miedo de decepcionarte, de romper tu fantasía, creo que te has hecho una imagen idealizada de mi, en la que soy delicada, dulce, ingenua, sexy...y tal vez  es así, es lo que me nace cuando estoy contigo, pero, ¿qué pasa si no es todo lo que soy, si durante ese tiempo sin vernos  descubrí más aspectos de mi de los que tú conoces y ya no me basta con lo de antes, si es mi mente que necesita ser estimulada constantemente porque sino me aburro facilmente? ¿Cómo te digo que no eres tú, sino que me pesa demasiado esa imagen del pasado que conservas de mi? ¿Cómo te explico que lo que me pasa no tiene que ver con el pudor o los sentimientos, con si me gustas o  me resultas excitante,  sino con algo más que ni yo misma alcanzo definir? 
 Tal vez no sea nada de eso, tal vez no necesito que me prometas eternidades ni hagas nada extraordinario , tal vez sólo necesito saber  así, sin adornos, qué es esto, saber qué esperar ...o tal vez todo eso sea algo tras lo cual oculto lo que realmente me pasa, lo que realmente me preocupa, tal vez esto es solo el principio de lo que mi subconsciente está tratando de revelarme. Tal vez no sea nada o tal vez sea todo,  tal vez sea necesario hablarlo largamente o sólo baste con una palabra tuya para que todo esto que ahora me inquieta se borre y me de cuenta que lo que ocurre es que estoy asustada de sentir. Sinceramente no lo sé.

5 comentarios:

  1. Pues a mí me da la sensación de es justamente eso. Que tienes miedo de sentir. Es algo muy normal, a todos nos ha pasado, máxime cuando nos hemos llevado algún batacazo previo. Déjate llevar y verás como se te va pasando de a poco. Nunca es bueno forzar las cosas. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribir siempre ayuda a poner en claro lo que uno siente, porque de alguna manera cuando se escribe no solo para uno, sino tb para alguien más como sucede con el blog, permite aclarar muchas situaciones que de otra manera se trata de negar. Yo descubri entre otras cosas mi miedo a sentir, a quedar expuesta y que me vuelvan a lastimar, por eso he tratado de guardarme emociones, para sentir cierto control, y como no puedo controlar lo que siento pero si mis actos, lo hago aunque termine complicandome demasiado. Como bien dices, solo es cuestión de dejarse llevar, de ir poco a poco. Abrazos.

      Eliminar
  2. ¿y puede ser que lo estés liando mucho? digo ya, vamos... no sé, que a veces nos podemos a darle vueltas y vueltas a las cosas en vez de hacerlas y punto. a veces la vida es más fácil de lo que parece. o al menos, más sencilla. prueba a escuchar a tu corazón en vez de a tu cabeza. prueba a actuar en vez de tanto pensar. prueba a hacer lo que te digan las tripas...
    vamos, no sé, es lo que a mí me queda como sensación después de leer todo esto, pero haz lo que quieras, obviamente.
    un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, me complico demasiado, siempre pienso muchos las cosas, sé que es un puntito sobre el que se debo trabajar. Gracias por visitar este espacio y por animarte a comentar. Abrazos.

      Eliminar
  3. Muy bien... uno debe vivir la vida de acuerdo a lo que uno cree que es correcto por que hagas lo que hagas igual hablaran mal de ti.. asi que no importa lo que piensen, no importa la imagen que das.. con el solo hecho de saber lo que uno es y lo que a uno le gusta basta!!
    Saludos

    ResponderEliminar

QUEDA ESTRICTAMENTE PROHIBIDO COMENTAR EN ESTE BLOG.
¡Hey! Pero ¿Qué hace? ¡Oiga! ¡alto! ¿Acaso no ha leído la advertencia? ¡Gente! Nunca leen las letras pequeñas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...