martes, 23 de abril de 2013

¿Cómo hará el tiempo para doblar las esquinas en los relojes cuadrados?

Así voy, como el conejo blanco de Alicia en el el país de las maravillas, apresurada. Pidiéndole al reloj que no marque las horas porque voy a enloquecer, como dice un bolero.



Y es que veces, me me siento como una computadora con demasiados programas abiertos que termina bloqueándose y por más que le aprietes las teclas, le muevas aqui y allá, ya no puede avanzar. Me siento estancada, incompleta, con esa sensación de que haga lo que haga no avanzo, que no hago mucho, que siempre me falta un poquito en todo, que voy por la vida haciendo las cosas mal hechas,"al ahí se va", mediocremente, dejando todo a medias, siento que no soy yo, y me desespero. Llega un momento en que por más que lo intento ya no logro pensar con claridad, creo que en ese punto mi cerebro ha acumulado tantos pendientes que se niega a avanzar, hasta que no se hayan cerrado todos esos frentes abiertos. Me digo que voy a dejar todo patas para arriba, que no voy a mover un dedo, que no me importa que todo se vaya por el drenaje, que yo no haga nada, que no, que no, que no...pero no puedo y vuelvo otra vez a la carga, hasta que me vuelvo a bloquear, hago de nuevo pataleta,  me digo que nada me importa, mando todo a la m$%& por unos minutos y luego vuelvo a la carga otra vez, y así, en un ciclo infinito, y como dice esa frase mal atribuida a Mafalda, vivo gritando "paren el mundo que me quiero bajar".

 No creo que sea tanto por la carga de trabajo, porque soy de ese tipo de persona que es capaz de dormir apenas dos horas por día, si es para terminar un trabajo que le apasiona aunque nadie me lo exija y sin que me afecte tanto; no me gusta entregar cosas a medias, mal hechas, en las que no haya dado lo mejor de mi, simplemente no puedo, solo si siento que he dado todo puedo sentirme satisfecha y aceptar incluso una calificación que no me favorezca, porque en el fondo sé que puse todo mi empeño en ello, pero si no lo hago no dejo de reprochármelo, puedo ser la persona más vaga del mundo, dejar las cosas para última hora, pero si para compensar el TIEMPO perdido debo desvelarme, por supuesto que lo haré y sacrificaré lo que haya que sacrificar con tal de cumplir con mis compromisos, es más, ir contra reloj a veces me funciona porque creo que las ideas me fluyen mejor cuando estoy bajo cierta presión, peeeero, y ahí viene el pero, no me gusta que me hagan perder mi TIEMPO con estupideces...esa es mi tarea, jejeje. 

Y es que la verdad, aunque eso de atender dos grados al mismo TIEMPO es algo muy demandante,  el día a día está bien, ya hemos establecido una rutina que nos permite trabajar de manera más o menos ordenada, aunque aún sigo batallando con los horarios. Si solo se tratara del trabajo con el grupo, aunque atender dos grados al mismo TIEMPO no sea algo que cualquiera pueda hacer, no sería problema, porque 8 de mis nueve años de servicio los he hecho atendiendo grupos multigrado, en otras ocasiones incluso han sido 3 grados y en alguna vez fueron los 6 grados, así que eso, aunque tiene lo suyo,  no es lo que me resulta tan complicado, es más, me gusta porque se me convierte en un reto y de alguna manera siento (igual y no) que funciono mejor así, mediante retos.  Pero cuando a eso le debo agregar eventos cívicos, festividades varias, periodos de exámenes, evaluación de lectura, academias, ahora mismo el diplomado que estoy haciendo desde hace más de dos meses cada sábado, quedándome solo un día de descanso, eso sin contar las tareas que hay que hacer, fechas tope para subir calificaciones con observaciones detalladísimas para cada uno de los alumnos y las 7 y 8 asignaturas, y todo lo que vaya surgiendo, siento que no llego, que me falta un poco el aire y me desespero.


Además, hay tantos programas que llevar en la escuela, son tantas actividades se le ocurren a nuestros superiores, que a veces quisiera pararme a medio patio y como los niños, hacer pataletas hasta que dejen de presionarnos tanto, de ponernos tantos distractores, de acumularnos tanto trabajo innecesario, trabajo administrativo, reportes absurdos sobre actividades a veces absurdas con las que pretenden solucionar el problema del rezago escolar, como dijera alguna vez un expresidente "yo se los resuelvo en 15 minutos" o por lo menos les puedo dar una idea para comenzar: ¡Déjennos trabajar! ¡Dejen de estar inventando estupideces que nos quitan TIEMPO, dejen de andar agregándole programitas ¿Que 37 programas con sus respectivos reportes no les parecen suficientes? reportes que dicho sea de paso nosotros no queremos hacer y que ustedes no quieren (ni van a leer) y permítannos concentrarnos en lo realmente importante: enseñar...Ah, y dejen de pensar en la educación como la panacea para solucionar todos los males del país, que si, es verdad que grandes pensadores han afirmado que la educación en la base de la sociedad,  pero nunca dijeron que todo el trabajo lo debían hacer los profesores o que solo bastaba con meterle unos cuantos remiendos  (léase programas) a lo loco a los planes y programas y ya, pero sobre todo dejen de andar cambiandonos todo cada dos por tres o mejor dicho cada dos por seis, porque el rumbo de la educación cambia cada que cambiamos presidente, así ¿cuándo vamos a lograr algo? si es como si qusieran pastel de chocolate y me dieran los ingredientes incompletos, de mala calidad y además caducos, me pidieran que siguiera al pie de la letra una receta para hacer pudin y además esta estuviera en chino e incompleta, me la cambiaran por la de pizza, gelatina, pollo a la naranjan y lo que se les ocurriera cada 5 minutos, además que con los mismo ingredientes, de por sí incompletos para el pastel, quisieran que les hiciera el menú completo, que a pesar de todos los inconvenientes les entregará todo según me permitiera mi cretividad y recursos  aportados incluso de mi propio bolsillo, y aun así, luego se quejaran porque me he tardado mucho,  no me ha salido tan bien el pastel de chocolate como a los otros pasteleros que solo hicieron pastel de chocolate, todavía me pidieran que atendiera a todos lo comensales y al final tuvieran la cara dura de decirme que soy pésima en mi trabajo y que además cobro demasiado para lo poco que hago ¡IDIOTAS!

Cumplo con mi trabajo, intento hacerlo lo mejor posible, aunque soy consciente de que puedo hacerlo mejor, que tengo muchas deficiencias en las cuales debo trabajar, pero me esfuerzo por hacer bien lo que me piden e incluso dar un poco más, pero si a algo no le veo sentido, si siento que lo están complicando, si logro encontrarle una manera de hacerlo más fácil y práctico y no me lo permiten, me desespero. Si me hacen invertir energías y TIEMPO en una estupidez, me desespero. Si me dicen que tengo que hacer algo que ya venia haciendo desde siempre y me lo complican, y lo vuelven un trámite burocrático, me desespero, y no solo me desespero, paso totalmente de ustedes y me resisto a hacerlo a su manera. Que si, yo soy dadivosa con mi TIEMPO, con gusto me ofrezco para sacar adelante alguna actividad, no será por mi que algo no se haga, pero por el amor de dios, no me hagan perder mi TIEMPO en tonterías, no me hagan levantarme temprano  cada preciado sábado y estar 6 horas encerrada en un aula que más que aula parece cárcel, para recibir un curso, si saliendo de ahí no habré aprendido nada nuevo, no me quiten un día de clases con mis alumnos para ir a perderlo en una reunión donde lo más que he hecho es tomar café y charlar con mis compañeros, que para lo que tenían que decirme bien pudieron mandar un correo, que yo tengo mejores ideas en que perder el TIEMPO. No me hagan hacer estúpidos reportes que nadie va a leer cuando puedo ocupar mi tiempo planeando actividades y materiales para mis alumnos, no me digan que tengo que celebrar no sé que nueva estúpida fecha cuando apenas me da TIEMPO de abordar los contenidos con mis alumnos, que si, que es parte de la formación de los alumnos, pero para eso no es necesario perder toda la jornada. En pocas palabras no interfieran entre mis alumnos y yo, no me roben TIEMPO valioso con ellos, no me hagan perder mi tiempo de descanso para invertirlos es tonterías porque enfurezco. Punto.

Estoy en una lucha constante con el TIEMPO, siempre me falta TIEMPO.  TIEMPO para atender como quisiera a los dos grados,  TIEMPO para tratar con la debida profundidad los temas, TIEMPO para hacer más cosas con mis alumnos, más juegos, más experimentos, más actividades;  TIEMPO para poder calificar tareas, exámenes, libretas, etc.  TIEMPO para planear mejor mis clases, para abordar todos los contenidos en el tiempo previsto, para ir a la par que el resto de mis compañeros que atienden los mismos grados, TIEMPO para evaluar mejor la lectura de cada alumno, TIEMPO para leer más con mis alumnos. TIEMPO para brindarles atención personalizada a los alumnos que se van quedando rezagados, TIEMPO para hacer todo lo que quiero hacer tanto en mi trabajo como en el resto de mi vida. TIEMPO incluso para dedicarle un poco más a este blog, a leer las tantas entradas que tengo pendiente, tiempo para pensar en ideas nuevas, para reinventarme la vida...TIEMPO. 


Y así va mi vida ahora mismo, suelo decir que no hago nada, que llevo una vida de perezosa que muchos envidiarían, y a veces creo que no me doy el crédito necesario, porque trabajo como cualquier otro de mis compañeros, pero lo cierto es que a veces también me doy licencia para vegetar un rato, para perder el TIEMPO contando losetas o para medir el TIEMPO que tarda Luna en cambiar de posición, porque voy tan agobiada, que necesito desesperadamente regalarme esos momentos de no hacer nada, para no enloquecer. Quizás por eso me gusta tanto el cine, porque son dos hora de no hacer nada  sin embargo estar haciendo algo: desconectar y divertirme.

*Me pregunto si una de las condiciones para ser jefe, ocupar puestos de mayor responsabilidad o para ostentar el poder, sea ser idiota y entorpecer el trabajo, solo así me explico tanto inútil que hay por ahí complicando la vida de los que si queremos trabajar.

7 comentarios:

  1. Vaya, te has despachado a gusto... Jajaja. A veces las cosas nos sobrepasan. Sé que dicho desde fuera parece una utopía pero intenta tomártelo con calma. No se puede estar en todo. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me despaché a gusto, pero que contenta me quedé. Pues eso, me desahoggué aquí para relajarme en el mundo real, suerte que mayo es el mees de los puentes, xD. Abrazos. Ya te vi en twitter ¡caíste tú tb! xD

      Eliminar
  2. Tenías mucho para desahogar, y es que uno se siente asfixiado cuando se ve casi obligado a invertir todo su tiempo en cosas o actividades innecesarias.

    Abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, yo no me opongo a la actualización, a los programas, a las actividades, pero cuando están bien planeadaass y realmente resultan de provecho, pero odio todo aquello que se hace como mera formalidad o para simular que se hace algo. Saludos.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón del mundo para quejarte y para indignarte, es imposible que quieran cargar sobre los maestros cada día (o cada mes, o cada curso) una cosa nueva o mirada desde un diferente punto de vista, y que exijan que los alumnos aprendan tanta... idiotez, sí, no hay otra palabra para decirlo. Comprendo que los maestros os desmotivéis y sólo deseéis que acabe el día, la semana, el curso, porque la enseñanza ya no se parece en nada a lo que fue hace años; ahora, más que vocación, se necesita valentía como para entrar a una plaza de toros.
      Siento que estés tan estresada, y a tu última pregunta debo responderte que creo firmemente que sí, para ser jefe hace falta ser idiota, inútil y complica-lo-fácil, está totalmente demostrado. Y para ser político, lo mismo pero elevado al cubo.
      Un besito *_*

      Eliminar
    2. Sorry, no me di cuenta y en lugar de responder la di eliminar :$ Si voy algo estresada pero lo bueno que venir a aquí desahogarme ayuda. Sigo ocupadisima pero tranquila. Saludos.

      Eliminar

QUEDA ESTRICTAMENTE PROHIBIDO COMENTAR EN ESTE BLOG.
¡Hey! Pero ¿Qué hace? ¡Oiga! ¡alto! ¿Acaso no ha leído la advertencia? ¡Gente! Nunca leen las letras pequeñas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...