martes, 19 de febrero de 2013

Ícaro

"eppur si muove"


Darte cuenta que no todos lo sueños se cumplen. Que no puedes comerte el mundo de un bocado. Decirte que no compites con nadie sino contigo misma, pero no poder evitar ser consciente que no eres la mejor, que hay gente a la que nunca podrás igualar. Sentir que te le vas quedando pequeña a todas esas expectativas y sueños que tenían para ti, que tú tenías para ti. Tratar inútilmente de conseguir algo que tal vez es un imposible, ponerte con Sansón a las patadas y ser tan engreída como para no aceptar una derrota, tan ciega y obstinada como para no darte cuenta que hay cosas que no se consiguen por más que lo intentes...tener la cabeza tan llena con la mierda de superación personal, de autoestima, orgullo o un ego y vanidad que le dan dos vueltas a la tierra, que a pesar de todo como una Galileo Galilei  Región 4 sigues diciendo: " y sin embargo se mueve".

Me programaron tan bien para no darme nunca por vencida, que ahora no sé cuando es el momento de parar, no sin que me invada esa sensación de que me dejé derrotar con demasiada facilidad, de que soy una  conformista; la  clase de chica que siempre se queda en "el pensamiento de la intención de un intento". Me pesa tener que aceptar que soy una ilusa que se creyó poseedora de superpoderes, una rosa única en el universo, y no soy más que una flor ordinaria  ¿En qué momento la perseverancia se convierte en necedad, la confianza en arrogancia y los sueños en simple fantasía? ¿En qué momento sabes si eres un visionario que se embarca en un sueño que le hará descubrir nuevas tierras o un iluso con unas alas endebles que terminará por caer y perderse en el mar? ¿En que momento sabré si esto es sólo uno de mis consabidos episodios oscuros de "Drama Queen" o un atisbo de la luz de mi razón que me dice que no está mal dejar morir estos sueños degastados, y que es momento de reemplazarlos por otros? ¿En que momento terminaré por aceptar que no soy la excepción a la regla, el Patito feo que se convierte en cisne, la tortuga que le gana a la liebre ni la protagonista ñoña que se convierte en reina del baile, que quizás ni siquiera soy la protagonista sino la amiga segundona, que no soy Herbie sino un simple Sedán? ¿Cuándo aprenderé a viajar "En camión de segunda"*, a aceptar mi pequeñez, mi condición de  persona común y ordinaria  y ser feliz con ello? Creo nunca, que siempre perseguiré imposibles, aunque eso me convierta en Ícaro.


*Este poema antes me gustaba, lo leí por primera vez  cuando tenía 15 años en un libro llamado "En camión de segunda" cuya temática ahora no recuerdo bien, creo que iba sobre cómo lidiar con el fracaso o aprender a sacar provecho a nuestras limitaciones, no sé , pero el poema se me quedó grabado, sin embargo, ahora mismo me sabe a poco, a conformismo, a alienación, a todo lo que no quiero ser...

Si no puedes ser un pino robusto

que en la cumbre se eleva en su esplendor,

no te aflijas por ello, sé un arbusto,

pero... entre los arbustos, sé siempre el mejor.


Si eres césped tan sólo en la pradera,

embellece el camino con tus flores.

Y si sólo un pequeño y frágil pececillo fueras

sé el encanto del lago donde mores.


No podemos ser todos capitanes,

si nadie es tropa... el esfuerzo es vano.

En el mundo, no tan sólo hay un lugar para titanes,

tenemos obra al extender la mano.


Sé vereda, si no puedes ser camino.

Sé una tímida estrella, si no puedes ser el Sol.

No ser grande es tu gloria verdadera,

pero... cualquier cosa que seas, sé siempre el mejor.


Sé gota de agua si no puedes ser abundante lluvia.

Sé río pequeño si no puedes ser Océano.

Y si no puedes ser un hermoso lago,

sé en el camino un pequeño charco .


Y si fuera imprescindible amigo,

sé la gota de agua que tímidamente

forma en las frías mañanas el rocío,

y posándose con ternura levemente,

acaricia las flores y plantas del camino.


Sé sólo una letra si no puedes ser palabra.

Sé solamente frase si no puedes ser oración.

No pretendas nunca, ser el verso del poeta

ni del cantante, su más bella canción.


No brillarás por ser lo más grande e importante.

Nunca podrás ser todo lo que deseas.

No quieras nunca brillar por tu grandeza

sino... por lo mejor de lo que seas.

¿Y qué si no me basta con ser arbusto, pececito, débil estrella, gota de lluvia o vereda? ¿y qué si no me quiero conformar, si quiero ser pino, sol, camino, verso o canción? No importa cuan pequeñita, torpe e insignificante me sienta a veces, en el fondo, muy en el fondo seguiré pensando (aunque me equivoque) que soy como una especie de Irene Adler.

8 comentarios:

  1. Y siempre serás una Irene Adler para alguien... Hay que tener ambiciones en esta vida, aunque eso sí, no hay que deprimirse si no llegamos a donde queremos. No siempre se puede pero creo que lo importante es no dejar de intentarlo. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad no me deprimo, pero si que me frustra, me saca de quicio más que no conseguir lo que quiero, el no permitirme aceptarlo, el volver a la carga una y otra vez, me agoto, me caigo mal cabezona, porque al final quiero hacerlo todo tan perfectamente bien que insisto e insisto, hasta que lo desgasto, lo arruino o me canso.

      Eliminar
  2. Es que nunca hay que darse por vencido. Eso sí, perseguir imposibles no solo es vano, también suele ser inconveniente. Pero con los pies en la tierra no hay por qué rendirse. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero para mi es precisamente ese el problema, no saber cuando parar, cuándo lo que quiero es un imposible o mejor dicho cuando estoy exigiendome demasiado, porque no es que quiera algo poco razonable, que tampoco, a veces siento que lo que ocurre es que hago de mis sueños una obligación, que en mi interior no paro de exigirme cosas.

      Eliminar
  3. en eso mismo venía pensando de vuelta de tirar la basura. y ya iba a dejar el día y me dije de mirar tu blog que tan buenas sensaciones me dio. y pareciera que era lo que venía pensando de vuelta de tirar la basura.
    enhorabuena. tienes un blog muy bonito pero sobre todo, interesante.
    hoy me dio calma.
    muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Muchas gracias por leerme y por animarte a comentar. Es una entrada un poco quejumbrosa, que pone de manifiesto mi naturaleza melancólica y mi manía de comerme la cabeza, pero bueno, como dice una bloguera (Naar de "Tirando pa lante"), como no tengo para pagarme el psicólogo, pues escribo un blog. Me alegro que te haya dado calma.

      Eliminar
  4. Haces bien en no conformarte con menos de lo que te merezcas ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, sólo espero no exagerar, que todo en exceso es perjudicial, xD.

      Eliminar

QUEDA ESTRICTAMENTE PROHIBIDO COMENTAR EN ESTE BLOG.
¡Hey! Pero ¿Qué hace? ¡Oiga! ¡alto! ¿Acaso no ha leído la advertencia? ¡Gente! Nunca leen las letras pequeñas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...