miércoles, 19 de septiembre de 2012

...y eso que eres maestra...


A veces me siento como uno de esos cuadros impresionistas, que de lejos se ven bien, pero de cerca ya no lo parecen tanto. Como una escenografía, que cuando la vez de frente te gusta pero cuando miras lo que hay detrás te das cuenta de lo endeble que es, pura apariencia y nada más. Como un libro de pasta dura y bonitas letras en oro, pero cuyo contenido deja mucho que desear. Como una película que promete mucho, pero que al final resulta una decepción, que lo único que tenía de interesante estaba en el trailer cuidadosamente hecho para enganchar. Me harta sentirme así, me harta ir por la vida sintiendo que defraudo a los demás porque al final no soy ni tan encantadora, ni tan dulce, ni tan bondadosa, ni tan inteligente, ni tan bonita, ni tan nada de lo que sea que pensaban que yo era.

Y me pregunto por qué tengo que sentirme así ¿A caso tengo la culpa de no ser lo que esperan de mi? Bastante es ya, cargar con mis propios sueños,  expectativas, inseguridades y demonios como para encima venir a cargar con los de los demás ¿Por qué tienen que verme a sí, diferente a como soy, atribuirme cualidades o defectos que no me corresponden? ¿Por qué tienen que hacerme sentir rara cuando me salgo de los márgenes que en su cabeza me han impuesto? No entiendo por qué tienen que salir con el ¿Tú haciendo esto?¡no lo puedo creer! ¿saben como se siente? como una patada de mula (y no es que me haya pateado alguna, pero supongo que no debe ser nada placentero) ¿por qué esperan que diga algo profundo cada vez que abro la boca?¿por qué tienen que tomar en serio todo lo que digo, hasta mis tonterías?¿qué a caso no entienden de sarcasmo, de ironías? ¿por qué no son capaces de darse cuenta que la primera que se burla de si misma soy yo, que no me tomo todo tan en serio, mucho menos a mi misma? ¿Por qué ese empeño en verme como no soy o pensar que yo lo hago? Se perfectamente quién soy o no soy. Soy esto, no hay más. Como suelo decir "soy lo que soy y eso es todo lo que soy", no hay ollas llenas de oro al final del arco iris, ni chicas aventureras y super cool,    Bellas Durmientes, Princesas de guisantes o Cenicientas a punto de convertirse en una ¿a caso es mi culpa que tú sigas creyendo en cuentos de hadas?

Que si, que leo, pero eso no significa que soy o me crea una intelectual, leo porque me gusta y punto. Que si, que he leído algo de Nietzsche y uno que otro libro considerado profundo, pero ni lo ando gritando a los cuatro vientos ni eso me convierte en sus autores, a veces ni siquiera comprendo tan bien lo que dicen.  Que si, también me gusta la música clásica, otro topicazo para que la gente te considere “culto“, pero debes saber que no sé mucho sobre ella, ni de compositores, solo sé que me gusta, que me relaja, que me pone de buenas y me importa un bledo si es de Vivaldi, de Mozart, Beethoven o del señor de la esquina, me gusta como me gustan otros muchos grupos, que si, es verdad que conozco uno que otro, pero a veces no soy capaz de escribir o pronunciar bien ni sus nombres (y si, ahora mismo he tenido que consultar la wikipedia para escribirlos correctamente), debes saber que el inglés nunca ha sido lo mío y que si entiendo la música en inglés es porque descargo las letras o la escucho subtitulada, de música se poco, por eso guardo silencio cuando alguien habla al respecto, porque soy consciente de mi ignorancia, pero es precisamente de todas esas conversaciones con diferentes personas que voy descubriendo los diversos géneros musicales, conociendo cantantes que se supone que todo mundo conoce pero que yo a mis 33 añitos ignoro, por eso suelo decir que mis gustos son eclécticos, pero en el fondo aún arrastro los gustos musicales del entorno en que me crié, y si, lo acepto cuando voy al karaoke mis canciones favoritas son las de Paulina ¿y qué? Por qué no eres capaz de darte cuenta que  si, que es verdad que soy un poco de eso, pero también soy de las que se pone tonta a base de tequilas, baila "Chuchugua" con sus alumnos, se pone loquita al ver un micrófono y tortura a todos con su voz desafinada,  le cuesta distinguir entre la izquierda y la derecha, suele ponerse nerviosa y olvidar con que mano se saluda o evita a toda costa pronunciar en público alguna palabra complicada o en inglés, de las que se ríe como tonta con los dibujitos animados, que lo que más me gusta del Selecciones son los chistes, que nunca leo el periódico ni veo noticias porque no puedo con demasiada realidad y cuando las veo es de la mano de un payaso de pelo verde, sarcástico y bastante vulgar. Nunca he podido pasar la primera página del Quijote porque me aburre soberanamente, y eso, debo confesarlo, me molesta, porque recuerdo haber leído en los libros de texto fragmentos que me apasionaban, pero lo cierto es no puedo con él, simplemente no puedo, ni tampoco puedo con Dostoyevsky, y así como ellos hay muchos grandes libros que no he leído, que la enciclopedia de mi casa solo sirve para hacer que el mueble se vea más bonito, es más, en lo que va del año a penas si he leído un par de libros, y no me avergüenzo de ello, porque también debes saber que tengo el honroso récord de haber sido la primera en necesitar una segunda y casi una tercera credencial en el primer semestre de la universidad ( y esos son muchos libros), pero yo siempre estoy leyendo, no siempre grandes libros, a veces son sencillos cuentos infantiles, leo con  mis alumnos a diario, leo los libros de texto y cada día aprendo junto con ellos y me doy cuenta de todo lo que no sabía, leo  en mi laptop, porque de un tiempo para acá me pierdo en Internet, me he enganchado a la Wikipedia, me pierdo en ella y en toda página que me resulte interesante. Leo porque me place y nada más, porque desde pequeña comencé a amar los libros, así porque si, sin que nadie más me lo inculcara, y si, aunque mis compañeros de trabajo se rian y digan bromeando que sólo me falta el listón, si, mi historia es como la de "Matilda".

Por eso me jode mucho, demasiado diría yo, que esperes de mi lo que no soy o me tildes de engreida ¿Cuando me has escuchado hacer alarde de mis conocimientos y cualidades? Se que las tengo, pero no ando por ahí pregonándolo, si acaso menciono que mi mayor cualidad es que soy extremadamente curiosa, que tengo hambre de conocer, de descubrir el mundo, que nunca me quedo con una duda, pero eso es porque en realidad no puedo, mi cabecita no me deja estar en paz cuando descubre que hay algo que no sabe y quiere saber. Pero vamos, no soy nada del otro mundo, siempre he dicho que sé mucho menos de lo que todos creen que sé, pero quizás un poco más de lo que yo misma creo saber, pero en verdad, créeme, no me interesa en lo más mínimo pasar por inteligente ni impresionar a nadie, no es esa mi motivación, hago lo que hago porque me gusta y nada más.

¿Por qué no te tomas el tiempo de verme como soy? a mi, a la verdadera y no a la persona que te inventas, a la que supones que soy. No soy buena cubriendo las expectativas de nadie, no me gusta sentirme fiscalizada, observada con lupa esperando encontrarme una falla, no es necesario, mis fallas están a la vista, son evidentes, nunca he presumido de perfecta, reconozco abiertamente que soy torpe, bastante ignorante y si me siento observada lo soy mucho más, a veces a propósito. No presumo de lo que no soy, ni siquiera de lo que soy, no intento competir con nadie, ni impresionar ni ganarle a nadie, pero tampoco esperes que me minimice para hacerte sentir bien, si te sientes mal cuando cuento de mis pequeños triunfos, cuando hablo de lo que pienso o de lo que cómo soy, quizás estas apuntando el dedo hacia el sitio equivocado, no soy yo la que tiene que revisar algo, no creo nunca haber sentido ganas de hacer quedar o sentir mal a alguien con ello, cuento lo que cuento, porque es parte de mi vida y porque fueron importantes para mi, pero no es mi principal tema de conversación (yo no soy mi principal tema de conversación), es más, prefiero escuchar a los demás...bueno, a lo mejor si lo hago (cuando uno vive sola desarrolla la necesidad de ser escuchada), pero quizás si no estuvieras tan a la defensiva habrías escuchado que la conversación no iba de cuántos premios he ganado en mi vida sino de lo difícil que me resulta vencer el miedo y la vergüenza de pasar al estrado a recibirlos. También hablo de mis burradas, como les digo yo, de lo que me pasa,  de lo que me preocupa, de lo mal que alguna vez lo he pasado o como me he levantado de mis derrotas y no, no es para que sientan lástima por mi o para servir de ejemplo, es sólo porque siento necesidad de sacarlo de mi cabeza, de verbalizarlo para poderlo manejar. Y no, tampoco voy a mentirte, a tirarme al suelo para que me levantes la moral, odio la falsa modestia, me parece el modo más desagradable de la soberbia, porque además incluye la hipocresía y la manipulación. Sé lo que soy y lo que no soy, si me preguntas que si me considero inteligente, no te voy a mentir, te diré que si me considero inteligente, pero eso no significa que crea que lo sé todo, creo que soy inteligente precisamente porque soy consciente de mi ignorancia, pero me creo capaz de aprender lo que sea, quizás no a la primera, quizás requiera mucho más tiempo que el resto, pero si, no creo que haya nada que no pueda aprender, ¿que quieres que te diga? tal vez si soy un poco arrogante, si arrogante es no creerse inferior a nadie, pues entonces lo soy.

Lo siento si no me siento intimidada ni siento envidia por la inteligencia de los demás, porque eso me permite ocupar todos mis sentidos en aprender de ellos, porque creo que de todas las personas y de todas las situaciones se puede aprender algo, yo aprendo hasta cuando voy al cine, ¿sabes porque? porque no solo veo, sino que pongo en juego todos mis sentidos, porque presto atención y no minimizo a nadie. Si, es verdad, mi amiga me dice enciclopedia, pero también me dice bruja y eso no significa que lo soy… ¿qué de raro tiene de vez en cuando saber algo que otro no? en estos tiempos donde la información está al alcance de un clic, quien no sepa algo, no es porque no tenga inteligencia sino porque tiene un trasero demasiado perezoso, pero no saber tampoco te hace estúpido, como dijo creo que Einstein "todos somos ignorantes, lo que pasa es que ignoramos diferentes cosas"….por eso, me carga, me recarga y recontracarga, me sacas de quicio, cuando cometo un error y dices tu frase célebre “ y eso que eres maestra” Si, soy maestra ¿y qué? ¿sólo por eso tengo que saberlo todo o no tengo derecho a equivocarme?¿sólo por eso asumes que creo que lo sé todo? ¿Dónde traigo escrito "soy maestra y soy lo más"? ¿Te das cuenta que con apenas cinco palabras en las que pretendes poner en duda mi capacidad profesional, mi inteligencia y de paso me tildas de engreida, dices más de ti que de mi misma? ¿se puede ser más cabeza hueca? ¿Acaso crees que haciéndome sentir mal a mi tú te vas a volver más inteligente? Sabes, no tenía conocimiento de que podía existir tanta envidia, mezquindad y estupidez en un ser humano, pero te conocí...ya ves, ya he aprendido algo nuevo, y precisamente de ti, esa es la diferencia entre nosostros.

12 comentarios:

  1. Creo que la curiosidad es lo que nos hace humanos, lo que nos lleva más allá de la rutina duerme-come-trabaja. La curiosidad es la que ha llevado a la humanidad hasta las cotas de conocimiento que ahora tiene; claro, que detrás va la avaricia a ver qué puede sacar de provecho de eso nuevo que ha descubierto el curioso.

    A mí me gusta la gente inteligente, pero con sentido del humor. Creo que una cualidad de la inteligencia es la capacidad de utilizarla para ser (y hacer) feliz sólo con las palabras y las ideas, para crear nuevos mundos, para buscar la complicidad de otro ser inteligente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gusta la gente, tenga o no tenga buen sentido del humor o inteligencia (si es que eso puede ser posible), lo que no tolero es la gente snob, esa que va por ahí sintiéndose superior a los demás por su supuesta inteligencia, ni a los otros, a los inseguros y extremadamente sensibles que van por la vida sintiéndose ofendidos o intimidados por la inteligencia de los demás. Me estresan. Me gusta la gente de buen corazón, sin rollos mentales, que no se deja llevar por mezquindades o estereotipos (o por lo menos lo intenta). Supongo que lo único que necesita la gente para gustarme es que sea sincera y que no quiera hacerme daño, y que si lo hace, sepa pedir perdón, de ahí en fuera pueden no estar de acuerdo conmigo o puedo no gustarles, que aun así, me agradaran o por lo menos les tendré respeto.

      Y si, la curiosidad combinada con la capacidad de razonamiento, es lo que ha llevado a los grandes descubrimientos de la humanidad. Desafortunadamente los seres humanos así como tenemos cualidades asombrosas, también tenemos grandes defectos, como la avaricia o el egoísmo. Hay quienes piensan que los seres humanos son esencialmente malos, yo me resisto a creerlo. Creo también hay personas buenas que son capaces de aportar sus conocimientos sin buscar un beneficio personal, solo por el bien de la humanidad...ahora no me viene a la mente alguno en especial, pero seguro que ejemplos los hay, y quiero pensar que muchos.

      Eliminar
  2. Yo, para empezar, me quito el sombrero ante cualquier profesor. La labor que hacéis no está lo suficientemente valorada por, prácticamente nadie en este país.
    Por otro lado, desde que soy madre he descubierto que se pueden aprender cosas hasta de un recién nacido... todo es, como tú dices, querer hacerlo.

    Besos!!

    yapagalaluz.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, la docencia es un trabajo poco valorado y más complicado de lo que muchos parecen creer, pero también te compensa mucho y te pone las cosas en perspectiva. Una de esas recompensas es el hecho de que uno de alguna manera siempre sigue conservando un poco de esa inocencia y curiosidad que hay en los niños, y la verdad es que es interesante, además de sumamente divertido ver las cosas desde el punto de vista de un niño, uno suele sorprenderse constantemente. Besos también para ti.

      Eliminar
  3. NAdie es perfecto. de ahi nuestro potencial y valia. no hay ninguna regla que diga que debemos gustar a todos! no te la impongas tu. las cosas ya son dificiles asi q nada de autoponerse piedras en el camino. si todos fueramos iguales y cortados por el mismo patron seria un aburrimientooo sin duda!
    Mirate, aceptate y dite: esta soy yo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo suelo decirme "soy lo que soy y eso es todo lo que soy, tan hermosa como la princesa Leia y tan lista como Yoda" xD, así que de aceptarme me acepto, lo que pasa es que a veces si que hay gente pesadita que logra impacentarme.

      Eliminar
  4. Vaya desahogo de post. xD Podrías imprimirlo y dárselo a leer a su receptor... quería comentar algo pero no me acuerdo ya. xD Ah sí. Lo de las expectativas... nunca vamos a poder evitar que alguien se forje una idea de nosotros, por poco o mucho que nos conozca y poco o mucho que esta se ajuste a la realidad. Pero eso no ha de ser problema tuyo. Como dices, tú tienes tus propios "sueños, expectativas, inseguridades y demonios". Deja que los demás tengan los suyos, aunque tú seas el objeto de esos sueños o expectativas. No podemos controlar las mentes de los demás. Esa carga no es tuya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, no es mi carga, ah pero cómo molesta. Trato de no mantenerme muy centrada la mayor parte del tiempo, siempre me digo que los demás no determinan mi manera de ser ni tienen más influencia sobre mi que la que yo les permito, pero es que ese "y eso que te dices maestra" (que es la versión más insidiosa todavía), simplemente me descoloca, saca el Hulk, que llevo dentro, jejeje. Y por cierto, no es para nadie en especial, en realidad es la acumulación de muchas pequeños incidentes que habían ocurrido últimamente y que yo en mi onda muy Zen, había dejado pasar, pero que me estaban molestando, hasta que, como decimos coloquialmente en México, "me llenaron el buche de piedritas" xD, así que vine a descargarme aquí, donde los que ni la deben ni la temen son los que han tenido que ser testigo de mi descarga, pobrecitos, jajajaja.

      Eliminar
  5. Te voy a decir la típica frase "nadie es perfecto" así que no te esfuercen y que tampoco lo esperen de vos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por comentarme, bienvenida. Pues si, tienes razón nadie es perfecto, pero quieras o no, de alguna manera cómo te perciben los demás y sus expectativas si influyen, en mayor o menos medida, dependiendo del papel que jueguen en tu vida.

      Eliminar
  6. La envidia es algo muy malo. La persona envidiosa siempre va a intentar hacerte mal con algo para "bajarte de la nube". Por suerte, como eres inteligente, no vas a permitir que esos comentarios negativos te afecten.

    Ah, por cierto, yo tampoco he podido nunca leer El Quijote.

    Un besote, guapa!!!

    ResponderEliminar
  7. Pues si, a veces la gente que no se siente bien consigo misma trata de hacer sentir mal a los demás para lograrlo. Los estereotipos y prejuicios son muy molestos: ¿Lees, te gusta escribir, posees una cultura ligeramente por encima de la media de tu entorno, no vas con la corriente ni la modas y además eres seria? entonces eres aburrida, mojigata y engreída ¿te gusta arreglarte, vestirte bien, estar a la moda? entonces eres materialista, superficial y cabeza hueca, además de egoísta ¿tienes sobrepeso, eres tímida, y un tanto retraída? entonces eres una aspiradora humana, descuidada que no se quiere a si misma, una pesimista que odia la vida, que nadie quiere y por eso vive eternamente sola, además de desesperada por atrapar a un chico. ¿Te va el look rockero, te gusta salir a divertirte, tomarte unos tragos? ah entonces eres un desastre de persona, inmoral, irresponsable y hasta puede que drogadicto...y claro si te sales de sus esquemas o cometes un error, ten por seguro que habrá quien no desaprovechará la oportunidad para despellejarte si puede, y encima te hará sentir como si fueras un fraude. ¿Les paras en seco y les pones las puntos sobres la ies? entonces resulta que no aguantas nada, que no tienes sentido del humor, que eres demasiado susceptible, una cerrada que no acepta críticas "constructivas", estás a la defensiva o tienes delirio de persecución, puff, la cosa es que siempre, siempre estás equivocada. Es como el cuento del Señor, el niño y el burro, te acomodes como te acomodes a la gente nada le parece. Y claro, tratas de no darles mucha importancia, pero lo quieras o no, por lo menos un mal rato si te lo hacen pasar.

    Y la verdad, me quito el sombrero con quien haya leido "El Quijote" por puro placer...como dice un amigo, si hay alguno que lo haya leído por segunda vez ¡me caso con él! jajajaja.

    ResponderEliminar

QUEDA ESTRICTAMENTE PROHIBIDO COMENTAR EN ESTE BLOG.
¡Hey! Pero ¿Qué hace? ¡Oiga! ¡alto! ¿Acaso no ha leído la advertencia? ¡Gente! Nunca leen las letras pequeñas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...