martes, 25 de septiembre de 2012

La llamada




Este fin de semana recibí una llamada.

-¡Hola, preciosa!  ¿que tal?- decía la voz al otro lado de la linea.

No respondí.

Y durante un buen rato me sentí poderosa.  Como recién liberada de un hechizo.

Luego pensé en ese saludo una y otra vez con distintos tonos: alegre, simpático, dulce, sensual, bobo, seductor...imbécil queriendo ser seductor...

Terminé molesta. Pensaba en esas pocas palabras, en ese "Hola, preciosa ¿que tal?" y en ti con tus aires de Casanova región 4 y me molestaba cada vez más.

¿En verdad es lo primero que se te ocurre decirme luego de más de un mes sin hablar?
¿Qué pensabas, que con el "preciosa"  iba a volver a ser la misma de antes? ¿A querer vernos y demás? 
Si por lo menos me hubieras dicho, ya no algo cariñoso, sino simplemente mi nombre, habría respondido, pero ¿"preciosa"?¿Quién te crees que soy? ¿Una completa desconocida a la que te estás tratando de ligar? 

¿En serio comienzas una conversación conmigo, a la que conoces desde hace casi cuatro años, con una frase tan trillada como esa?

Semanas sin hablar, sin un solo mensaje para preguntar cómo estoy y ahora, de pronto, una noche de sábado recuerdas que existo ¿ y lo único que te ocurre es decirme "preciosaaa"?

Te quiero mucho, creo que eras una estupenda persona, pero a veces puedes llegar a ser un completo imbécil.

...o tal vez la imbécil soy yo, que todo lo complica, hasta las cosas más triviales. Tal vez es que  soy demasiado susceptible a ti, tanto que ya hasta comienzo a sentirme culpable por haberte llamado  así, de pensar eso de ti, tonta, tonta, tonta, es lo que soy...o inmadura...o ambas.   

No lo sé, lo cierto es que tampoco tenía muchas ganas de hablar contigo, quizás eso influyó, o puede que el hecho  de que ya estuviera, si no molesta si decepcionada de que se frustraran mis planes para esa noche no haya ayudado mucho. El caso es que me molestó.

Todavía lo recuerdo y sigo molesta, todavía no puedo pensar con claridad, todavía no puedo ser objetiva, darle la importancia que le corresponde, o mejor dicho, no darle importancia. Sé que lo haré, que la próxima vez que llames te responderé, hablaremos bien, sin reproches, sin malos rollos, que reiremos y hablaremos de trivialidades, como los buenos amigos que podemos ser, pero ahora todavía no puedo ser razonable ¿Que quieres? Soy complicada, lo sabes.

4 comentarios:

  1. ¿Le colgaste así sin más? Eso es todo un avance... Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanto como colgarle así sin más no, más bien me quedé en silencio,dudando, sin saber sin saber como reaccionar, qué sentir si alegría o enojo, pensado en todo lo que responder implicaba (echar por tierra mi deseo de concluir con esté capitulo, perder la poca fuerza de voluntad de la que he hecho acopio, volver a estar bien un tiempo y luego otra vez a estar triste porque esto no puede ser y todo el drama que de ello deriva, etc.) supongo que me enojé porque es más fácil no extrañar a alguien cuando estás molesta con él, pero en el fondo me sentí triste por no hablar. Es un buen chico, por eso todo es más difícil.

      Eliminar
  2. Lo tuyo con los teléfonos es de traca. xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, no me agradan, yo no les agrado, pero en fin, debemos tolerarnos, nos necesitamos...bueno, yo los necesito a ellos, xD.

      Eliminar

QUEDA ESTRICTAMENTE PROHIBIDO COMENTAR EN ESTE BLOG.
¡Hey! Pero ¿Qué hace? ¡Oiga! ¡alto! ¿Acaso no ha leído la advertencia? ¡Gente! Nunca leen las letras pequeñas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...