domingo, 9 de septiembre de 2012

Fiebre de sábado por la noche

Sé que podría haber sido ella, la que se va con el chico que recién le presentaron, la que tiene una noche de sexo sin ataduras sólo por el placer de tenerlo. No sé por qué (quizás por lo que había bebido), pero esta noche sentí que si, que ella podría haber sido yo...pero no lo fui. Yo fui la que se vino una vez más a casa a dormir a una cama vacía. No sé realmente que pasó al final con ellos, pero lo he imaginado y sé que quizás una parte de mí también lo deseaba. No es que quisiera realmente irme con él porque me volviera loca, pero la verdad es que en el fondo si me habría gustado, porque hubiera sido deliciosamente satisfactorio hacerlo con él mientras pensaba en tus palabras: "...no me gustaría  que hablases según que cosas con otros chicos, pero si te soy totalmente sincero, soy tan tan egoísta que no me gustaría que conocieras a nadie más hasta que tú y yo pudiéramos estar juntos, aun cuando eso fuera imposible. Si, sé que eso es terrible, que suena fatal, pero es que si te imagino con otro, como cuando me hablabas de aquel chico al que conociste...no sé, me duele, de verdad, me hace daño...así que esas cosas ni las pienso, ni me las replanteo, sé que no tengo derecho, tú haces tu vida y no me meto, pero me has apretado y no he podido callarlo"...porque tal vez así  en lo brazos de alguien más, pensándote loco de celos y herido, habría logrado mitigar por un rato este dolor que siento por dentro, este infierno que tengo anidado en el alma y que me tiene así, sintiéndome vacía  incompleta, defectuosa, rota... pero ya ves, diez cervezas no han sido capaces de evitar que pensara en ti, que recordara (aunque me pese, aunque trate de evitarlo, aunque me duela y llene de rabia aceptarlo) que te amo y que jamás te haría daño ¡Así de imbécil soy! ¿Cuántas cervezas son necesarias  para dejar de pensarte, para borrarte, para evitar ir por la vida cargando con tu fantasma sin prestar más atención a los demás salvo para tristemente constatar que ninguno eres tú? ¿Qué necesito para rehabilitarme, para desengancharme de ti? ¿Con cuántos tragos basta para sacarte de mi sistema, para llenar este vacío  para acallar esta voz en off?¿Si él me gustó? Pues supongo que si, me agradó su sentido del humor, me gustó que bailáramos,su manera de conducirme...pero no es suficiente. Yo quiero algo más que compartir unas cervezas y el micrófono al cantar karaoke, más que una pierna rozando la mía o  alguien diciendo en broma que somos el uno para el otro porque coincidimos en la edad o que si quiero un Indio (cerveza) ahí está él, un indio más apuesto, ser algo más que una de dos opciones... Quizás si hubiera accedido y tomado el lugar que quedó vacío en el sofá donde él estaba, si no hubiera  colocado esa especie de barrera invisible y a la vez tan evidente que le hizo expresar a mi amiga "no muerde" (no sé, tal vez en el fondo ella esperaba que algo pasara o quizás soy solo yo que a veces pienso que las personas que me quieren desearían verme con alguien), habría sido yo...o tal vez no, porque yo no quiero ser una simple coincidencia, porque no puedo pasar de ser completos desconocidos a tocarnos y abrazarnos con tanta familiaridad 15 minutos después. Quiero ser a la  que elijan dentro de una larga lista, con la que llegan a todo no porque es una de dos opciones sino porque le resulto insoportablemente excitante, quiero ser a quien conquisten, a quien seduzcan y no sentirme como en un concurso de canto en el que tengo que competir con otra para compartir mis sábanas...pero no sé, llevo toda mi vida pensando antes de actuar y todo me ha salido tan jodidamente mal, que tal vez sea hora de dejar de hacerlo...

6 comentarios:

  1. Siempre he dicho que eso de "ligar" con alguien en una fiesta es un hecho completamente aleatorio. El caballero en cuestión no es que haya quedado obnubilado por tu belleza al verte entrar. Tal vez se acerque a nosotras después de que otras cinco le hayan dicho que no y, si nosotras también decimos que no, seguirá probando suerte... Eso no nos puede hacer sentir especiales nunca. Mola más que te elijan entre una larga lista, como bien dices. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, a veces me parece que la consigna parece ser que la noche, no vale la pena si no terminan llevándose a alguien a la cama, sin importar quien sea ese alguien. Seré anticuada pero a mi me parece una visión demasiado reduccionista y distorsionada del significado de diversión...pero igual, con eso que yo siempre digo que no hay q decir q algo no nos gusta sin haberlo probado antes....mejor ya no digo nada, que como suelen decir, "más pronto cae un hablador que un cojo", xD.

      Eliminar
  2. Caray, no sé qué decir. Me ha gustado mucho lo que cuentas y cómo lo expones, y creo que estoy bastante de acuerdo contigo, pero temo no ser del todo objetivo, así que no diré más. xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es alentador escuchar eso de un chico y no ser tildada de mojigata, que es como suelen llamar a las chicas que actuan como yo. No es que alguien me llamara asi, sino en general. Pero no es que lo sea, ni que mi decisión sea resultado de una moralidad hipócrita o impuesta, es nada más ser fiel a lo que pienso, a lo que soy y a como dice más abajo Naar "hacerle caso a mis tripas", que lo mismo hoy me dictan esto y mañana lo contrario...aunque lo dudo, se es lo que se es. ¿Por qué dices que no eres del todo objetivo? ¿por ser chico o porque no estuviste ahí para saber lo que realmente ocurrió? xD

      Eliminar
  3. y cuándo te eligen de una larga lista? o mejor, cuándo no? si una persona se queda a tu lado, te elige cada día. si no, si sólo es una noche, no te elige, es sólo el destino o un cruce de caminos. quién sabe. y qué más da en todo caso. a veces sólo hay que dejarse llevar por lo que te dictan las tripas. y si las tuyas te empujaban a decir "no", bien hecho está. quizás otro día y en otra circunstancia te digan lo contrario.
    por cierto, me gusta tanto esa canción.... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni más ni menos Naar. Creo que carece de importancia la temporalidad, una noche, un mes, el resto de la vida o las convenciones sociales, la cuestión es siempre ser fieles a nosotros mismos y como bien dices "hacerle caso a las tripas". Me encanta tu expresión,te la tomo prestada. A mi también me encanta, esta y todas las de Fito, tanto q alguna vez pensé en cruzar el océano con tal de estar en uno de sus conciertos.

      Eliminar

QUEDA ESTRICTAMENTE PROHIBIDO COMENTAR EN ESTE BLOG.
¡Hey! Pero ¿Qué hace? ¡Oiga! ¡alto! ¿Acaso no ha leído la advertencia? ¡Gente! Nunca leen las letras pequeñas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...