jueves, 31 de mayo de 2012

"Si tú me dices ven, lo dejo todo...pero dime ven" *

 *A veces, cuando ando un poco melancólica, me da por leer viejas entradas que me remontan a momentos especiales. Hoy que releía este post, me di cuenta que parte del texto original no aparecía  así que me propuse reescribirlo, pero de alguna manera he agregado más detalles que antes. Así que aquí va de nuevo el post, pero con material adicional,;).

Hoy, mientras buscaba una canción en Internet, me he quedado por ahí leyendo algunas páginas  y he llegado después de un largo rato a un sitio que hablaba del escritor Albert Espinoza y su gran éxito de ventas. Nunca había escuchado acerca de este autor, así que inmediatamente quise saber más sobre él, ver si podía descargar alguno de sus libros. No encontré mucho, sólo un capítulo de uno de ellos, pero a decir verdad no me gustó su estilo, así que no creo que llegue a terminar de leer algo suyo en un futuro cercano. Sin embargo, me encantaron dos de sus títulos: "Si tú me dices ven, lo dejo todo...pero dime ven" y "Todo lo que pudimos ser tú y yo, si no hubiéramos sido tú y yo", tanto que me dieron ganas de volver a escribir después de días sin nada de "inspiración". Comencé a escribir lo que sería un pequeño texto, al final he tenido que dividirlo en dos partes debido a lo largo que me quedó. Esta es una entrada especial para mi, porque es la primera vez que hablo de una parte muy intima de mi historia personal, posiblemente la que es la más importante y significativa para mí.

"Si tú me dices ven, lo dejo todo...pero dime ven", me hizo recordar aquella noche cuando de la nada me dijiste "Vámonos, dejémoslo todo, si quieres hago mis maletas y nos vamos a Londres o a dónde tú quieras. Ahora mismo lo dejaría todo por ti". Recuerdo haberte dado una serie de razones por lo que esa idea no era posible para mi, tú pensaste que era por miedo a arriesgarme, porque no te quería lo suficiente, lo cuál derivó en una pequeña discusión, más bien un sermón tuyo sobre romper las imposiciones de la sociedad, arriesgarse en la vida, atreverse a seguir los sueños, etc, etc. Pero como te dije luego, la verdad es que, aunque no soy alguien que ande por la vida rebelándose por todo y en la medida de lo posible trato de ajustarme a las normas, hacer lo que considero correcto, también soy lo suficientemente arriesgada como para luchar por lo que quiero, sólo que elijo mis batallas, no me desgasto en enfrentamientos inútiles para dármelas de muy moderna, reaccionaria o liberal. Y sabes, lo que yo más quería eras tú, así que créeme, lo hubiera dejado todo por ti...si me lo hubieras pedido por las razones correctas, porque me amabas en verdad y no sólo porque en ese momento tu vida andaba mal.

A pesar de ello, ese siempre será uno de esos momentos inolvidables que atesoro, aunque fuera sólo un sueño, de esos que nos gustaba albergar en esas largas noches en que permanecíamos hablando hasta la madrugada...esas madrugadas que aún están presentes en mi memoria, cuando me la pasaba escuchando "As times goes by" o "Todo cambió" mientras hablábamos de cómo nos había ido el día, de lo que nos gustaba, de lo que deseábamos...de todo. Esas inolvidables noches de "So payaso", "Salir, beber" o "Antes de que cuente diez", en que yo te observaba embelesada mientras hablabas de Fito y Extremo con la emoción con que lo hacías,  me encantaban esos momentos porque sentía que me dejabas ver rincones de tu alma parecían casi inexplorados, porque me mostraban la otra parte de ti que a casi nadie mostrabas; como aquella vez cuando quise que escucháramos “Las mentiras de tu diario” de Número Mach y tú descifrabas para mi las partes poco comprensibles a pesar de estar casi cayéndote de sueño. Cada vez que escucho las primeras notas de esa canción no puedo evitar evocar aquel 7 de enero, casi me parece que puedo sentir el frío, percibir el aroma que había en el aire ese día; te veo ahí sentado con tu sudadera gris y el pantalón a cuadros de la pijama, con tus enormes ojeras por habernos quedado hablando toda la noche, tu sonrisa y esa mirada que me hacía sentir casi transparente, recuerdo cada palabra que dijimos, todo lo que nos contamos, cada detalle, incluso el momento justo en que te quedaste dormido y me dejaste hablando sola...  lo mucho que me enojé por ello, xD. Todavía al cerrar los ojos se muestran tan nítidas esas ocasiones en que me lanzabas pequeños besos y hacías esos gestos que en otros me habrían parecido bobos o cursis, pero que a ti te quedaban muy bien, o esa vez que sin más dijiste "Shttt, silencio... no te muevas, estoy viviendo uno de esos momentos que tengo muy pocas veces, casi no he dormido, estoy muy, muy cansado, pero también muy feliz, porque estoy aquí, contigo", cómo olvidar cuando de la nada me interrumpías a mitad de una discusión o una conversación cualquiera para decirme: “¿sabes que te quiero?” yo te respondía: “¿Me quieres?” y tú terminabas diciendo: "Si, eres mi niña, eres mi vida, eres mi amor" entonces yo me sentía como arcilla entre tus manos, esas ocasiones cuando hablábamos de temas profundos y acabábamos diciendo tonterías o hasta discutiendo o todo lo contrario, comenzábamos discutiendo o hablando de tonterías y terminábamos tocando temas profundos.

Aún están presente en mi memoria esos sueños de esa casa en la montaña o al lado del mar, esos planes de recorrer el mundo tú y yo juntos cogidos de la mano, dedicados a ayudar. Cómo olvidar aquella ocasión en que me emocioné hasta las lágrimas cuando de la nada, mientras comparábamos precios de televisores, me dijiste: "se me ha ocurrido una idea genial, pero eso trae cola, ¿quieres que te la diga?...Yo...yo siempre he sido muy ahorrativo, ¿quieres que te diga cuánto tengo ahorrado? Si, sé que no necesitas que te lo diga, pero yo quiero hacerlo, sólo para que veas que lo que te digo es en serio. Bien a lo que iba ¿Qué te parece si yo trabajo mucho, mucho  y luego tú y yo nos vamos a vivir juntos a donde tú quieras?...yo... es que no sé bien cómo decirlo...¡Pero no llores pequeña! Ahora hay que estar felices, confía en mi, que yo cuando me propongo algo siempre lo consigo, me daba temor que dijeras que no, pero ahora que me has dicho que si, no tienes nada que temer, ni de que preocuparte, porque para mi no habrá nada más importante que tú y si tu sueño es tener una escuela y yo puedo construirla para ti, lo haré. Todo lo mio es tuyo y voy a dedicarme a hacerte feliz". Cómo olvidar aquella otra ocasión, cuando salió aquella tontería del ártico, y sin que nada de lo yo que había dicho tuviera relación comentaste: "pensé que me habías propuesto que me casara contigo" -"Si te lo propusiera te irías mas pronto al ártico"- respondí bromeando. "Si lo hicieras, me iría más pronto al ártico...pero sólo para poder regresar más rápido a tu lado."

 Yo sabía que todas esas promesas podrían no hacerse realidad, que probablemente eran sólo fantasías, una utopía, pero yo era estúpida y completamente feliz soñando, viviendo ese amor de película...aunque en el fondo supiera que esa felicidad, era una felicidad prestada. 

4 comentarios:

  1. Buff,
    Me va el corazón a mil, he podido vivir cada momento contigo.
    Esto traspasa más que cualquier poesía, sabes?
    me has hecho revivir algo parecido, lo que pudo haber sido y no fue, yo le decía si tu me dices ven lo dejo todo, pero no me llamaba para dejarlo todo solo lo hacia para un rato. Entonces yo cambié de canción.
    Un poco de ti y un poco de mi aquí plasmado.
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por tus comentarios. Lo que he escrito son recuerdos de una de las etapas más felices de mi vida, por eso siempre al evocarlos se me dibuja una gran sonrisa. Yo estoy en ese momento en que ya me siento preparada para dejar ir esa historia, pero todavía me quedan algunas cosas por decir para poder cerrar ese capítulo. Asi que me temo que esta no será la última vez que hable de ello, jejeje.

    ResponderEliminar
  3. Madremia... es la primera vez que te leo, pero creo que los seguiré haciendo, me has llegado completamente al corazón, como algo tan bonito puede acabar mal? los caminos de la vida a veces son inexplicables...

    ResponderEliminar
  4. Hola, muchas gracias y bienvenida las veces que desees. Yo tb me lo pregunté durante mucho tiempo,xD.

    ResponderEliminar

QUEDA ESTRICTAMENTE PROHIBIDO COMENTAR EN ESTE BLOG.
¡Hey! Pero ¿Qué hace? ¡Oiga! ¡alto! ¿Acaso no ha leído la advertencia? ¡Gente! Nunca leen las letras pequeñas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...