viernes, 2 de noviembre de 2012

Calavereando


Las calaveritas, además de ser dulces de azucar o chocolate, también son pequeños versos escritos en rima que hacemos en México para “El día de muertos”, donde en tono chusco o satírico uno se burla de alguna característica de la persona a quien se dedica la calaverita. Desde hace muchos años tengo por costumbre hacerles calaveritas a las personas con las que más he convivido durante el año, para mi se han convertido en una manera de expresar el aprecio que les tengo, de decirles que presto atención a lo que les pasa o preocupa, de destacar sus cualidades, reírnos de los problemas, pero sobre todo de expresarles mi cariño. Las rimas no son las mejores, pero sé que a ellos no les importan, que mis calaveritas les encantan y a mi me satisface imaginar la sonrisa que logro dibujarles, así que tampoco me importa mucho.

Recuerdo que las primeras calaveritas que hice se las dediqué a mi madre. En ese entonces ella se encontraba trabajando en México y no la estaba pasando del todo bien, asi que le encantaba escribirme cartas, por ello en noviembre decidí contestarle mediante calaveritas, para hacerla reír un rato, recuerdo que compré un papel especial y puse mucho empeño en escribir con la mejor letra posible. A mi madre por supuesto le encantaron, tanto que esa carta pasó por muchas manos. Recuerdo que en ese entonces me sentí muy avergonzada de que tantas personas hubieran leído mi carta, pero descubrir muchos años después que mi madre aún la conservaba en su cartera me conmovió mucho. Un día se la robé, lamento haberlo hecho porque terminé perdiéndola, pero sé que aunque la carta ya no exista, ni seamos capaces de recordar con exactitud su contenido, siempre reiremos al recordar esta anécdota. Eso me hace sentir bien, porque mi madre siempre se pone triste en noviembre al recordar a sus seres queridos que se han ido, así que me gusta pensar que de algún modo más que unos cuantos versos, le regalé una pequeña dosis de risas para todos los noviembres venideros.
Estas son algunas de las calaveras que hice el año pasado.


CALABRUJIS

Cuentan que la huesuda
se llevó a una profesora
conocida por sus cuates
como Brujis o "La usurpadora"

Dicen que la pobre muerte
robársela no pensaba
pero que la buena maestra
De rodillas suplicaba:

“Por favor calaverita,
Llévame antes de invierno
que la vida en esta escuela
es peor que el mismo infierno,
Si te llevaste a Valeria
a mi ¿por qué me haces menos?”

Quizás ustedes no entiendan
tan extraña petición
pero si conocieran el sitio
le darían la razón.

Como pasaban los días
y la muerte no llegaba
Delfinita en su escritorio
a la muerte le imploraba
que aunque se una patita
por compasión le quebrara.

Y es que la que pobre maestra
ya estaba muy agobiada
porque se quedó muy solita
donde nadie la apoyaba.

Cinco años en "El Pueblucho"
Señores no es poca cosa
por el clima, por la escuela, 
por su gente revoltosa.

Pero la Mugre Catrina
mucho más la hizo sufrir
le quito su camioneta
y a pie la hizo subir

Y no conforme con eso
a la pobre mandó con saña
de 3 metros las serpientes
de 2 pies las alimañas.

Pero por fin la calaca
de ella se compadeció
y para el otro mundo
con ella se la llevó.

De alegría Delfinita
todos los días cantaba
pues en su nueva escuela
muy contenta se encontraba.

Pero tan duro suplicio
no soporto la catrina
que prefirió "El pueblucho"
a los cantos de Delfina.

CALAMIKELS


Me contaron que a Mikel
se lo llevó la catrina
pues chateando lo encontró 
en horarios de oficina. 

Como de sus huesitos 
La muerte se enamoró
para llevarlo con ella
un gimnasio le ofreció.

Hacía tiempo que llevárselo 
buscaba la muertecilla 
como Mikel no aceptó 
le rompió un par de costillas. 

Cómo llevarse a Miguel 
pensaba todas las noches 
hasta que halló una manera: 
raptarlo en su nuevo coche. 

Puesto que la muerte insistía 
En llevárselo al panteón 
Miguelito a la Calaca 
Le invitó un “desestresón”. 

"Veintiún días en el porro" 
se  pasó la pobre muerte 
mientras Mikel con cervezas 
Celebraba su buena suerte. 

Festejemos que el buen Mikel 
a la muerte pudo engañar 
y vámonos a las Vegas 
Como golfos a disfrutar. 

Pero por tardar en contestar 
A su amiga más adorada 
el buen Mikel se murió 
Cuando Judo practicaba 


CALATONYS


"Llevarse a Tony es muy fácil"
pensaba alegre la muerte, 
pues viviendo en este país
seguir vivo es mucha suerte. 

Más la calaca ignoraba 
que Diosito mucho la quiere 
o como dice Valeria:
“Mala yerba nunca muere” 

Como la muerte es muy terca 
y en su empeño no cejaba 
ya cansada de tanto acoso 
nuestra Tony le gritaba: 

“A mi no me has de llevar 
mugre flaca tramposa” 
y la muerte le respondió: 
“Pues como sueles decir, 
No estoy flaca, estoy sabroosa”

Mucho anduvo rondando 
la calaca esos huesitos 
hasta que a San San se llevó 
con todito y su Crossito. 
 

CALACANDYS


Este año la querida Candy
ya nos andaba dejando 
pues la recanija muerte 
nos la estaba secuestrando.

Pobrecita compañera 
no saben cuanto sufría 
ella tan pata de perro 
y por miedo ya no salía.

Pues la catrina insistía 
en llevársela al panteón 
no porque mal se portara 
sino por su buena sazón. 

Pa' podérsela llevar 
a una fiesta la invitó 
y con tequila y cervezas 
rápidito lo consiguió. 

Candy ya se nos fue 
y todo mundo la llora 
porque fue muy buena amiga
y una gran profesora. 


CALAFHERS

Para llevarse a Fernando
la muerte no batalló 
solo se fue de Shopping 
y un celular le compró 
¡Probrecito compañero
de celulitis murió!

Como el canijo tenia 
a la suerte de su lado 
el plan de la pobre muerte 
tristemente fue frustrado
porque del mismito cielo
al profe nos retacharon.

La muerte muy contrariada 
para cantar lo contrató
ochocientas veces seguidas
y de cansancio lo mató. 

Pero como es precavida 
riesgos no quiso correr 
 unas cuantas cervecitas 
remataron al buen Fher. 

CALASOFIS
 
Hacía tiempo que la muerte
A nuestra Sofi rondaba
Y contrató a la Delfina
Para que la ejecutara.

Seguro que la susodicha
Todo esto va a negar
Pero no lo dudarían
Si la vieran manejar.

Pobrecita de la Chofis
Vieran que sustos pasaba
Pa’ subir a la verdecita
A todos los santos rezaba.

Muchas veces estuvo a punto
De la patita estirar
Pero en vez de tener miedo
Se ponía a mensajear.

Pero dicen que Sofía
ni así se amilanaba
Y a la Calaca Mañosa
Esto mismo le gritaba:

“Calavera condenada
Ya te me andas aquietando
¿No ves que estoy ocupada
Con mi niños trabajando?
Si tú me quieres llevar
Más te vale que hagas cita
Porque resulta que ahora
Estoy muy ocupadita

¿Qué te piensas que los profes
Nos la pasamos flojeando?
¡Déjate de andar de ociosa
Y ya me vas ayudando,
Que la carga de trabajo
Se me sigue acumulando.

Suma, Sicobib y planes
Ahí te están esperando.
Eso te pasa canija
Por andarme acosando.

"Ay, ay"- lloraba la muerte
Tras su computadora
"Que horrible es ser maestra
cuando se es directora.
Y peor cuando trabajas
Pa esta bruja dictadora."

Pues así, estuvo la muerte
Trabajando sin descanso
Pensando como llevarse
A la Sofi al camposanto.

Finalmente la huesuda
Encontró la solución
Para llevarse a la Sofi
Una laptop se compró
Y en el Messenger y face
Como amiga la agregó.

De las garras de la muerte
Sofiita no escapó
Se la llevó al otro mundo
acostada en su sillón
Revisando su correo
Y viendo televisión.

Pa’ convencer a la muerte
La Sofi se inventó
Más de 500 pretextos
Y ninguno funcionó.

“Muertecita, muertecita
Ahora si que te has pasado
Tan joven quieres llevarme
Y peor, sin haber amado”

La muerte a Sofi decía
Al oído despacito:
“No pretendas conmoverme
Déjate ya de cuentitos
Que de buena fuente sé
que tienes tu panteoncito.
Dejas ya de protestar
o aquí mismo despepito.
Condenada Profesora
Cuanta lata me has dado
Ya verás en el panteón
Qué te tengo preparado”

Pobrecita de la Sofi
Ahora si que vio su suerte
Pues a dieta y ejercicio
La puso la mugre muerte.

“Ahora si sabrás quien soy
Recanija maestrita
Aunque me tarde mil años
Te bajaré esa pancita”.

La Sofía Resignada
Su castigo recibió
Pero nomás se durmió la flaca
Y a un antro se le escapó.

AUTOCALAVERAS

Hace tiempo que la muerte
A Vale se andaba llevando
Y como muñeca vieja
Sentadita en un rincón
Se la pasaba llorando.

Aunque Valeria asustada
mucho tiempo suplicó
Pa’ que ya no molestara
Las tripitas le sacó,
Y con su corazoncito
un gran banquete se dio.

Pobrecita de mi Vale
Vieran como la han dejado
Con su pancita cosida
Como osito remendado.
Y el pobre corazoncito
Toditito apachurrado

Como con ella no pudo
La muerte se dio sus mañas
Y contrató a una gentuza
Peorcito que las pirañas

Esos si, que casi casi,
La mandaba pa’l panteón.
Nada más de acordarme
se me rompe el corazón.

Ahora la  Valeria vive
Agradeciendo su suerte
por haberse escapado
de las garras de la muerte.

Y de los tiempos difíciles
 ya  hasta se ha olvidado.
Porque todos en su escuela
Muy bien nos la han tratado.

Ahora valiente a la muerte dice:
“Ya no te hagas ilusiones
que tú me vas a llevar
Tan sólo de vacaciones.
Calavera ponte guapa
Ya no andes de tacaña
Mejor mochate con euros
Y vámonos para España
Que nos espera Madrid
Fito y la amiga Juana”
 
A Valeria la catrina
No se la pudo llevar
Pero de castigo la puso
Como un burro a trabajar
Para que se fuera juntas
Dizque a España a estudiar
Más sus planes son enterrarla
En un cementerio de allá.

Pero si conozco a Valeria
Eso no creo que le importe
Porque la muy retecanija
Ya hasta sacó el pasaporte.
Ha llegado un boletín
Con noticias de última hora
Donde dicen que ahora si
Se nos fue la profesora.

De las causas de su muerte
Nadie tiene la certeza
Puede que fuera un coraje
Puede que fuera pereza
No descarto la alegría
Ni tampoco la tristeza.

Unos dicen que la Valeria
Se nos murió de un infarto
Cuando todo le falló
En su taller de teatro.

Otros que se suicidó
Con aceite de ricino
Por todas la travesuras
De sus queridos sobrinos.

Puede ser que de esta muerte
No se sepa la verdad
Pero sé que sus ocurrencias
algunos extrañaran.

Si algo no pongo en duda
Es que todos la lloran
Pues era como una princesa,
Pero más lista que Yoda.
Una muy buena maestra
"modesta", linda, encantadora.
Aunque también algo loca,
Torpe y muy soñadora.

De qué le paso a la Valeria
Señores esta es la clave
El que por su gusto muere
Hasta la muerte le sabe.

7 comentarios:

  1. Jajaja. Me ha encantado, Vale!!! La verdad es que adoro esa costumbre mexicana. La desmitificación de la muerte creo que es lo que ayuda a pasar el trago cuando alguien realmente falta. Me encanta!!! Jo, yo quiero una calaverita de esas... Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, gracias Álter. Este año pensaba hacer unas calaveritas blogueras pero "la inspiración" no me llegó hasta ayer, así que solo pude hacer unas cuantas calaveritas para los habituales con tal no romper la tradición, el próximo año seguro que tendrás la tuya,xD...mmm, porque eres de las consentidas y como premio por leerte todas mi chorradas ahi te va una aunque sea cortita:

    Cuentan que una bloguera
    ya ha estirado la patita
    Dicen que es nada menos
    Que la querida Altercita.

    La huesuda se la llevó
    Porque mucho la envidiaba
    Pues a nuestra Alter Ego
    Todo Blogger la adoraba.
    Mientras que el blog de la muerte
    Ni las moscas visitaban.

    Como molaba esa chica
    Eran tan maja, tan guay
    La extrañará todo España
    Y también todo Uruguay.
    Por suerte nos ha dejado
    Al simpático Luhay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, guapetona!!! Me ha hecho muchísima gracia. Te has ganado una mención especial. Espero que no te hayas sentido presionada a hacerla. Cuando dije que quería una no era para que te pusieras a ello con tanta presteza... Un besazo y muchas gracias otra vez.

      Eliminar
    2. Por supuesto que no me sentí ni presionada ni comprometida, a mi me gusta hacerlas, en realidad muchas veces me salen en el momento, lo difícil, es hacerlas para las mismas personas año con año de manera que no resulten parecidas a las anteriores ;)

      Eliminar
  3. ¡Están muy bien! Me han parecido divertidas y sobre todo tienen rima, algo que se está perdiendo en la blogosfera donde a cualquier cosa llaman poesía. No me extraña que a tus compis les encanten. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. La gracia de las calaveritas estriba precisamente en la rima, regularmente son pequeñitas, de una o dos estrofas pero a mi me gusta que de cierta manera cuenten una historia o por lo menos lo más destacable del año. En fin, que lo dicho, no son las mejores pero son hechas con mucho cariño.

      Eliminar
  4. Pues eso es lo que cuenta... la intención con la que están escritas, ¿no?
    Besos!

    ResponderEliminar

QUEDA ESTRICTAMENTE PROHIBIDO COMENTAR EN ESTE BLOG.
¡Hey! Pero ¿Qué hace? ¡Oiga! ¡alto! ¿Acaso no ha leído la advertencia? ¡Gente! Nunca leen las letras pequeñas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...