lunes, 5 de marzo de 2012

Mensaje gatuno


El sábado por la noche, salí a tomar unos tragos con una compañera de escuela que no veía desde hacía casi ocho años, pero a quien hace menos de un año volvi a contactar gracias a facebook  ¡bendito facebook!. Nunca fuimos amiguísimas, pero como en el último año de la Normal (asi es como se llama en México a la institución que se encarga de formar  profesores)  estuvimos realizando prácticas profesionales en la misma escuela,  congeniamos bastante bien. Ella es una persona sencilla, relajada, si rollos mentales, en pocas palabras, agradable, asi que fue grato volver a coincidir, sobre todo, porque fue para tomarnos unos tequilas ¡Hasta que facebook me hizo justicia y mi búsqueda de malas influencias rindió frutos!. Y es que es frecuente leer en mi muro:
  •  ¡¡Quierooo una Indioooooo!
  • ¡¡Que ricas estuvieron las indios! 
  • ¡ Vamos por las coronitaaasss!
  •  "Tengo unas ganas locas de emborracharme al estilo Jalisco...y brindar por ellos aunque mal paguen...¡Inches viejos, como los odio y como me gustan! jajaja:P .$ :D"
  •  ¡Yujuuuuuuuu! ¡Vierneeeeeess!¡Puenteeeee!...y ahora ¿Qué hago? 
  • Todo muy rico, pero me falló mi sensei. Ahora si comienzo a preocuparme, me temo que pronto comenzará a hablarnos de los peligros del vicio y a rogar por la salvación de nuestras almas pecadoras, ;) jejeje. No se vale, justo cuando yo quiero portarme mal, "las malas influencias" que me encuentro para que me muestren el camino, se reforman, no hay derecho, jajajajaja.

  • Lo sé, lo sé, "casi no se nota que tengo cierta predilección por el tequila y la cerveza". Antes, los conocidos que no veo desde hace tiempo, me leían y pensaban que lo decía en broma, pues tenían de mi esa imagen de chica bien portada, centrada, responsable, y hasta mogigata, que nunca fui, pero que mi timidez les hacía creer que si era. También supongo que influyó que yo andaba en mi mundo, y entre los estudios, el trabajo, mi mania de andar en las nubes y que tampoco era que las parrandas fueran lo mio, inevitablemente daba esa impresión. Pero cuando mi vida alcanzó cierta estabilidad, el deseo de divertirme, irme de parranda, alocarme, se despertó en mí...aunque no hizo mucho eco en mis amistades cercanas, pues estábamos viviendo etapas diferentes. Ellas estaban contruyendo un hogar, una relación de pareja y yo queria disfrutar de mi recién adquirida estabilidad, digo estabilidad y no independencia o libertad, porque he sido libre e independiente desde los catorce años.  

    Pero esto cambió un poco desde que llegué a mi nueva escuela, pues mis compañeros me han introducido al "bajo" (y delicioso) mundo de las cervecitas los viernes al salir de clases, los tequilas  y palomas cada que hay un pretexto, y claro, una que toda su vida se ha portado bien, se entusiasma y quiere explorar ese mundo más y más. Sin embargo, aunque mis días están bien, me parece que mis noches son bastante aburridas, y ni se diga los fines de semana, pero estoy decidida a cambiar la situación y comenzar a salir lo más posible. Por ello, cuando mi amiga me propuso "irnos por ahi de bar en bar", ni tarda ni perezosa, le dije "Tú di rana y yo salto", así, después de una veintena de mensajes nos pusimos de acuerdo y nos reunimos.

    Chismeamos, bebimos y pasamos un buen rato, eso si, bien portaditas porque ninguna iba con la intención de ligar, ella porque está casada (aunque ella es una mujer muy guapa y no le faltaron oportunidades debo agregar) y yo, porque a decir verdad no suelo ser, ni el alma de la fiesta, ni una rompecorazones, y supongo que tampoco ayuda mi actitud que claramente dice que no estoy interesada en ligar en un antro...bueno, en ningún lado, mi corazón esta demasiado ocupado ya en sus propios rollos. Aun así,  me gustó el lugar , tenía una agradable mezcla entre ambiente de cantina con un toque de sitio "fresa", creo que la pasamos bien... yo por mi parte si,  habría que preguntarle a ella, pero supongo que también. Como decidimos reunirnos en su ciudad, que está a 40 minutos de la mía,  y  yo había ido en autobús, además de que por los tiempos que corren en esta partecita del mundo, uno no se puede dar el lujo de andar tan tarde y solita, yo tenía que regresar, cual Cenicienta, antes de la media noche a casa. No regresé a esa hora,  sino cerca de las dos de la mañana, pero afortunadamente ni el autobús se me convirtió en calabaza, ni perdí un zapato y como los vestidos no van conmigo ya que soy más una mujer de pantalones, tampoco el vestido se me desapareció...aunque pensándolo bien, que un  príncipe hubiera andado por ahi buscándome...naaah, me dan mucha flojera los principes, jeje.

    Como al llegar a mi casa no tenía nadita de sueño, me puse escribir un mail que prometi enviar hace algún tiempo y que aun  no termino de escribir. En eso estaba, hasta que me quedé dormida en el sofá con la laptop encendida. Entre sueños pude escuchar el ensordecedor ruido que hizo la tv al encenderse (está programada para hacerlo a las 6:30 de la mañana), sin abrir los ojos, busqué el control, la apagué  y volví a quedarme dormida. Más tarde, senti unas patitas recorriendo mi cuerpo a toda velocidad, una y otra vez, como si una carrera de Fórmula 1 se estuviera desarrollando sobre él, por supuesto, era  mi "Luni"  sintiéndose la Michael Schumacher felina. Como la ignoré completamente, minutos más tarde senti unos colmillitos enterrándose con fuerza en mi pobre e indefensa mano que colgaba del sofá, adolorida, pero sin abrir completamente los ojos, le lancé unas cuantas maldiciones, sólo alcancé a ver su cola cuando corría cual rayo hacia la habitación. Después de sobarme mi pobre manita, que lucía coquetamente la marca de un par de colmillitos, volví a quedarme dormida. Cerca del medio día sentí unos bigotitos sobre mi rostro que me hacían cosquillas acompañados de un conocido ronrroneo  que no me dejaba seguir durmiendo a gusto, así que no me quedo de otra más que levantarme. Al despertar,  unos ojitos  me miraban atentos, por supuesto era de nuevo mi Lunita. Imagino que debí haber estado roncando y ella intrigadísima trataba de averiguar de dónde y qué significaban esos ruidos extraños que escapaban de mi hermosa persona y que no la dejaban dormir. Me hizo mucha gracia verla, porque una vez que me enderecé se volvio a acomodar placidamente sobre lo que ha escogido como su lugar predilecto para dormir: el teclado de la computadora. Como le empecé a decir "¿Que hace usted ahi, gatita sinvergüenza?", salió de nuevo huyendo hacia la habitación, no sin antes dejarme el siguiente mensaje:

     "SDSF GGGFFFDDDDSOLKKKKKKK" 

    Aluciné al ver que, entre todas esas letras sin sentido, mi gatita (que obvio es la gatita más linda e inteligente del mundo), había formado con su lindas patitas la palabra "SOL" y como buena maestra que soy,  dos preguntas vinieron  a mi mente:

     ¿En que nivel la ubico: Presilábico, silábico o silábico alfabético?  
    ¿Y qué me habrá querido decir? 

    Seguro algo como: "Sinvergüenza, Deja el SoFá. Grandísima Floja, Despierta y Dame De Desayunar que ya salió el SOL, kikikiriki"jejeje.

    Tal parece que a mi Lunita no le agradó que la dejara solita y no perdió la oportunidad para hacérmelo saber.

    Pero claro, ella como es una reina, que no se le moleste...



    3 comentarios:

    1. Me como a tu gata. Me la como. Qué cosa tan bonita!!! En mi casa también son los gatos los que deciden a qué hora hay que levantarse, aunque de momento todavía no nos dejan mensajes escritos (será porque siempre dejo el PC bien guardadito, que si no lo llenan de pelos y los ventiladores sufren). Besitos.

      ResponderEliminar
    2. Si, la verdad es que yo la adoro,y sólo por eso le tolero que tenga la osadía de levantarme temprano los fines de semana, que para mi son sagrados. Voy a tomar en cuenta eso de los pelos y a dejar mejor guardadita la lap, porque esta granuja a penas la ve encendida, casi, casi me la quita, su estrategia: Desparramarse sobre el teclado, esconderse detrás la pantalla y cuando me descuido comenzar a morderme los dedos o lo último, mordisquear la pantalla, y yo sufro porque recien acabo de cambiar de laptop... justo ahorita, está aquí de entrometida y haciendo de las suyas...

      ResponderEliminar
    3. Reencontrarse con las amigas es algo lindo son de esas cosas que atesoras siempre en el corazon me da gusto que hayas pasado un buen rato pues lo mereces =D besos

      Eliza

      ResponderEliminar

    QUEDA ESTRICTAMENTE PROHIBIDO COMENTAR EN ESTE BLOG.
    ¡Hey! Pero ¿Qué hace? ¡Oiga! ¡alto! ¿Acaso no ha leído la advertencia? ¡Gente! Nunca leen las letras pequeñas...

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...