viernes, 29 de abril de 2011

"Vendo trono obsoleto pa' costear boda real"

Estoy hasta las pelotas...bueno hasta las pelotas no, porque yo pelotas, pelotas, como no sea estas que tengo que cargar al frente, pues no tengo. Ahora que pensándolo bien, de ese tamaño, si no es que mucho más, si que estoy de la mentada boda real o "boda del siglo" como han dado en llamarle muchos de los "genios" (eufemismo de pelmazos) que abundan en la TV y que se hacen llamar reporteros, conductores, comunicadores y demás.

Me pregunto si seré un ente que no sabe lo que es importante en esta vida, lo que es prioridad mundial, que no sabe nada de glamour o simplemente es sólo que soy una amargada sin remedio, porque lo confieso, yo soy de esas a las que nunca le hizo ilusión disfrazarse de princesa, soy de las que en los cuentos y películas estoy de parte de las brujas malvadas, pues pienso que las princesas son bastante mustias e hipócritas, pues si tan buenas fueran y tan preocupadas por el pueblo estuvieran, renunciarían a su título y a todos sus privilegios. Si, sé que soy un "bicho raro", que sólo es ficción, lo sé y así lo veo, sólo que yo me entretengo más si estoy del lado de los malos, solo eso. Bueno pero volviendo al asunto,  quiero decir que a mi en lo personal me parece una reverenda estupidez dedicarle tanto tiempo a un evento tan intrascendente como este, que cuando mucho sería de interés para Inglaterra, pues para algo llevan siglos teniendo que soportar a estos estirados que sólo por haberles tocado la suerte de nacer en una familia privilegiadas se creen con el derecho a sentirse superiores al resto de los mortales.

La verdad es que a mi no me cabe en la cabeza que en nuestros tiempos, aún sigan existiendo las monarquías,  no les encuentro su razón de ser, y perdonen...bueno no me perdonen porque al fin y al cabo este blog no lo lee nadie... pero si algún incauto aparece por aquí y es simpatizante de la monarquía... pues nada, es lo que hay...y pesándolo bien no, no me disculpen porque no creo ofender a ningún ciudadano, no creo que los miembros de la realeza los representen, ellos sólo se representan a si mismos, y yo no veo cuál es el beneficio que reporta para un país y sus ciudadanos seguir manteniendo una monarquía. Yo me pregunto por qué se debe seguir trabajando como hormiguitas para mantener los privilegios de estas personas, por qué hay que aceptar que mientras el resto de la gente debe ganarse la vida trabajando, aguantando a un jefe insufrible por un sueldo mísero, dejándose la vida por conseguir sacar adelante a  su familia, estas personas vivan a costa de los impuestos que aportan los demás, pero además también se debe sentir beneplácito al saber las últimas novedades de estos (que a mis más que otra cosa me parecen "zánganos") como que han comprado el yate tal, que si vacacionan el la isla tal, que si la princesa de "tal por cual" dio a luz a su hijo número diez (porque eso si no trabajan,  pero ah,como fo...llan!! casi como conejos), que el país se vaya a la mierda pero que la realeza no sufra. Pero no sólo eso, además hay que soportar todas esas ínfulas, toda esa pompa, toda esa pedantería, esos aires de superioridad sobre el resto.

Si, sé que mis argumentos son pueriles, acepto que sé poco sobre la monarquía, pero con lo que sé me basta para que no me agraden ni un ápice. No es que sienta envidia por la vida lujosa y llena de privilegios que llevan, que me disgusten tanto sus frivolidades o el hecho de que no tengan que trabajar, porque creo que hay otras personas en el mundo que tienen fortunas mayores que ellos, y a mi me parece que si pueden costearse sus lujos, pues que vivan como quieran, que se gasten su dinero en las cosas más absurdas  y caprichosas que se les puedan ocurrir. Aquí la diferencia es que es "su" dinero, porque se lo han ganado, porque lo han sudado, porque si no fueron ellos, fueron sus padres o abuelos los que tuvieron una idea brillante, los que le sacaron partido a un talento, los que descubrieron una veta que nadie más fue capaz de ver y la supieron aprovechar, a esas personas lejos de envidiarles, me gustaría estudiarles, conocer un poco más de sus vidas para aprender  cómo hicieron para volverse ricos (en una de esas yo también lo consigo), creo que es digno de admirar y si no, por lo menos respetable que hayan logrado hacer esas grandes fortunas  de la nada, pero ¿qué puedo admirar de la realeza?

¿Su vida de sacrificio al no poder tener las libertades del resto de los ciudadanos? ¿el  que soporten estoicamente ser objetos de escrutinio público, que no tengan privacidad, que sus vidas estén expuestas? ¿las obras de caridad que realizan?¿su trabajo diplomático?  Perdonen de nuevo si no siento ni admiración ni pena por su triste y sacrificada vida, si me importa un comino que el pobre príncipe "pazguato" haya tenido que sacrificar su amor verdadero para cumplir con sus responsabilidades reales o si la princesita "no he comido en mil años" vivió engañada por príncipe pazguato y lloró un mar entero entre sus sábanas de algodón egipcio de "mil y tantos hilos", si no tienen un momento de intimidad, si no son libres para poder hacer lo que quieran porque tienen un compromiso con su país, creo que es el precio que tienen que pagar por seguir empecinados en mantener algo que para nuestros tiempos es ya irrelevante, obsoleto...¿o es que acaso una catástrofe ocurrirá si "zanganito" decide que eso de la vida de la realeza no va consigo, que quiere llevar una vida donde tenga que ganarse las cosas a base de su propio esfuerzo?¿Tan importante es el trabajo diplomático que realizan?¿Tan indispensables son? ¿acaso no puede gente "común y corriente" que se haya ganado el puesto con el sudor de su frente, de sus nalguitas o de sus rodillitas (por eso de lamerle los pies a alguien para que le recomiende) el mismo trabajo? De verdad es necesario destinar millones de los impuestos de las personas que tienen que salir a conseguirse la vida solo para que ellos puedan seguir manteniendo su cómodo estilo de vida? En esta época de crisis, en que miles de personas están sin trabajo ¿no les dará un poco de vergüenza vivir a expensas de los demás? o... ¿Será acaso que yo soy una resentida? Bueno, mínimo debo ser una hdp, porque es que cuando los veo hacer sus apariciones públicas en el fondo deseo que por lo menos se tropiecen y se den un buen porrazo, sobra decir que las veces que les he visto perder el piso o meter la pata lo he disfrutado de lo lindo.


Sé que la democracias también tienen lo suyo, también ahí se cuecen habas, que aunque con otro nombre sus representantes también se aprovechan del pueblo, pero por lo menos el robo no es de manera tan descarada, por lo menos se tiene la esperanza de que se les puede destituir o sancionar por saquear las arcas públicas, por lo menos se les puede insultar, tildar de ratas en lugar de tener que llamarlos "su real majestad", vamos que por lo menos podríamos decir que hemos sido responsables en parte, por haberles dado nuestro voto de confianza y a haberlos elegidos, por lo menos sabemos que después de un tiempo volverán a ser gente común y corriente.

Y es que le puedo tolerar todo, pero me cargan los aires de superioridad de esa gente, me carga que los demás les tengan que hacer reverencias, me carga que puedan abiertamente discriminar a las personas por su condición social y que los demás lo acepten con una sonrisa en la boca como si de una gracia se tratara, pues son cosas del protocolo de la realeza, me carga la chorradas esas como que una vez terminado de comer la "reina cara de tengo meses estreñida" todo los demás deban de dejar de comer, ¡vaya estupidez y desperdicio! porque con la pasta que se gastan en esos argüendes y con tanta gente en el mundo sin comer, (yo por ejemplo que en lugar de probar bocado estoy hablando aquí de ellos, jejeje), que fulanito o menganito no puedan entrar por determinada puerta por ser "plebeyos", me carga la sola palabra y un millón de chorradas más,  pero lo que más me carga, lo que de plano hace que las tripas se me retuerzan es la cara de estúpidos y la sarta de tonterías que salen de la boca  de los presentadores de televisión; los que cuando hablan de la realeza se les cae la baba a un punto tal que parece que si fueran al evento contratados de meseros su inútil existencia tendría sentido, esa actitud de "soy tu esclavo, tu tapete, pero hónrame con una mirada, con un saludo" o lo último, la chica esta que hizo huelga de hambre para poder ir a la boda, no sé si para que el vestido le quedara o para verse guapa y poder pescar a otro miembro de la realeza...porque dios mio, si ha sido solo para conseguir ir, si en verdad su vida, su salud y su dignidad valen tan poco para que la sacrifiques por babosadas como esas, si su máxima aspiración en la vida es esa ... "¡¡hija mía...mejor te hubieran dejado morir de hambre!!  así por lo menos los científicos podrían haber estudiado cómo se sobrevive con una sola neurona...porque esta bien, es muy válido tener todos los sueños locos que  se quieran y luchar por ellos, pero por lo menos hay que tener también la dignidad de lograrlos a base de esfuerzo y no de dar lástima. Ojalá tenga el mismo tesón para salir de esa miseria en la que vive, que eso si sería noble y digno de admirar...aunque como se las gastan los medios, capaz que a su regreso se convierte en estrella de televisión, le dan novela, programa y hasta la recibe el presidente, con medalla y todo por ser "ciudadana con espíritu de lucha", puagg.

 ¿Por qué esa fascinación? ¿Qué tiene de interesante la vida de estas personas? ¿Por qué millones de personas se muestran interesadas en ser partícipes de ese acontecimiento? ¿Alguien puede explicármelo? Porque es que yo entiendo un poco el fenómeno "fan" cuando se trata de personajes destacados del cine, los deportes, la música, incluso la política o la religión, pasa que descubres a alguien  con cualidades extraordinarias, te quedas fascinado con su talento, con sus habilidades, te sientes tan identificado con sus ideas que quieres conocerle, estar cerca de ellos, mostrarle cuanto le admiras, puedo entender eso, pero la fascinación por la realeza...simplemente no la entiendo. 

Pero bueno, a pesar de todo lo anterior, eso no es lo que ha provocado que escriba esta entrada llena de, por así decirlo, desprecio por la realeza. No, pues aunque si bien es cierto que me derrama la bilis que sólo porque a estos dos (que me resultan tan interesantes como ver el cocimiento de una papa) se les haya ocurrido casarse, y a las "lumbreras" de las cadenas de TV les parezca que este  acontecimiento es de relevancia nacional y supongan que todos estaremos enganchados a la TV para tener el privilegio de ver aunque sea desde nuestra pantalla cómo se hace realidad "un cuento más de princesas", que solo por eso, yo haya tenido que chutarme chorrocientos mil promocionales sobre la boda real porque desde que la anunciaron en todos los programas de televisión no hay día que no salga el tema, que cuando busque algo en Internet, cualquiera que sea la búsqueda me aparezca por lo menos un resultado hablando de la maldita boda, que los periódicos, revistas, la radio también hablen sobre el tema, y yo sólo piense "¡¡por el amor de dios ESTO NO ES INGLATERRA!!"... a pesar de ello, había podido permanecer estoica y mantener mi fastido, mi frustración y mi ira  controladas... no, eso no es lo que más me carga,  lo que más me carga es que justo en el momento "más apasionado" "mi chico guapo" me llame ¡PRINCESA!... y peor aun, que a mí me guste...jejeje.

1 comentario:

  1. coincido contigo.. cual es el fin de que sigan existiendo los reyes??? eso si es obsoleto!

    ResponderEliminar

QUEDA ESTRICTAMENTE PROHIBIDO COMENTAR EN ESTE BLOG.
¡Hey! Pero ¿Qué hace? ¡Oiga! ¡alto! ¿Acaso no ha leído la advertencia? ¡Gente! Nunca leen las letras pequeñas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...