sábado, 8 de junio de 2013

ESPERO CURARME DE TI


"Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad.

¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada.

Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo: «qué calor hace», «dame agua», «¿sabes manejar?», «se hizo de noche»… Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho «ya es tarde», y tú sabías que decía «te quiero»).

Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura. No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón."
 
 
  Algo de Sabines uno de mis poetas favoritos
 
 
 


5 comentarios:

  1. Dios, cómo comprendo esas palabras. Es lo que yo le pedí a mi ex cuando supe que estaba enamorado de otra: que me diera unos días, unos días en los que haríamos como si nada hubiera pasado. Me los dio. Me dio tantos días -dándoselos también a "ella" que al final, tras casi un año, fui yo quien tuvo que decirle: "vete, vete y no vuelvas, nunca jamás". Ahora sé que fue un gran error pedir esos días, que aunque duela el tirón, hay que arrancarse el amor perdido de un tirón porque te va matando día a día y nunca puedes hacer nada para recuperarlo. Y, si lo consigues, si recuperas ese amor, ya no te sirve, ya no vale, ya piensas: "sí, ahora me ama de nuevo, pero prefirió a otra y no importó mi pena".
    Siento haberte dado el discurso, es que ha sido leer esas palabras y pensar: Dios, no, no hay que pedir más días nunca, nunca, nunca.
    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que a veces uno no está preparado para decir adiós, para enfrentar el dolor de una separación y hace o permite cosas que no debe permitir, hasta que se está preparado para afrontarlo, dejar de sufrir y recuperarse a uno mismo. Aunque en realidad, yo creo que en este caso, él no le habla directamente a ella, sino a su recuerdo o mejor dicho a si mismo, es como si luego de que todo terminara y se alejaran se dijera: "No puedo arrancarme este amor de un tirón, pero sé que voy a superarlo, que voy a estar bien, solo necesito conservarlo dentro de mí un poco más de tiempo, no para siempre, solo el necesario para hacerme a la idea" por eso dice que se receta tiempo, abstinencia y soledad, porque va a dejar de verla pero eso no significa que la va a olvidar de inmediato.

      Eliminar
  2. Qué palabras tan hermosas... Hay gente que es, al mismo tiempo, enfermedad y cura. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Sabines me encanta, me gusta la manera en como habla del amor y el desamor y hasta como recita. Recuerdo haber escuchado un audio de Neruda recitando Versos triste y no me gustó para nada, pero Sabines en cambio, me gusta mucho.

      Eliminar
  3. No me gusta mucho la poesía pero este es de mis favoritos, el poema XX, viceversa, nocturno a Rosario (solo algunos fragmentos), y quizá dos poemas mas que ahorita no vienen a mi mente y definitivamente así como lo describes lo entiendo yo y me recuerda a una frase que leí por ahí ... a un hombre se le lloran 2 días al tercero te arreglas te pones tacones y sigues con tu vida...

    ResponderEliminar

QUEDA ESTRICTAMENTE PROHIBIDO COMENTAR EN ESTE BLOG.
¡Hey! Pero ¿Qué hace? ¡Oiga! ¡alto! ¿Acaso no ha leído la advertencia? ¡Gente! Nunca leen las letras pequeñas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...