lunes, 17 de junio de 2013

A mis 34

Hace tres semanas fue mi cumpleaños (para ser más precisa el 25) y bueno, en su día no he querido hacer mucho escándalo porque ¡puff, son muchos años! y nos es precisamente para andarlos ventilando, y es que he llegado a esa tierna edad donde no falta algún degenerado "mala leche" que haciéndose el despistado, educadamente pero con saña, te llama así, a boca de jarro, "señora": los 34 años ¡Que feo suena! Pero bueno, después de mucho darle vueltas en la cabeza al asunto, llegué a la conclusión de que, ya que es imposible no cumplir años, lo mejor era enfrentar mi fatídico destino con orgullo y  viéndole el lado positivo. Así que quise hacer un recuento de todo lo que estos 34 largos años de existencia me han enseñado. He aquí mi lista.

  He aprendido...

1.       Que es mentira que "El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta" porque eso no es amor es masoquismo, dependecia, pero no amor. El amor comienza por amarse uno mismo, por pedir y dar respeto, por confiar pero no ser credula, por poner los puntos sobre las ies o punto final cuando no nos satisface, el amor no es una carrera de resistencia o un viacrucis, el amor, el de verdad, no debe doler, cuando duele, cuando te hace infeliz, es todo menos amor auténtico.
2.       Que muchas veces, si se apresuran las cosas, si no se tiene mesura, incluso aquello destinado a ser algo muy bueno se echará a perder.
3.       Que a veces hay que dejar ir el pasado, que aun cuando este haya sido difícil, ya pasó  y uno no puede seguir recreándose en él, porque de lo contrario se termina triste, frustrado y sintiéndose eternamente víctima de las circunstancias…aunque a veces ese pasado se resista a quedarse a atrás.
4.       Que a veces tú familia no es como tú quisieras  que fuera, pero que al final, lo que importa es que es tu familia y la familia es lo más importante. Son los únicos que van a estar a tu lado siempre.
5.       Que uno tiene que responsabilizarse de las decisiones que toma, que uno no se puede pasar la vida sintiéndose eternamente víctima de las circunstancias, que si la gente se porta mal , no es porque sean todos unos terribles villanos, sino porque se los permitimos. 
6.       Que nunca es tarde para poner un alto a aquello que no nos gusta, pero que tampoco se puede andar por la vida con los escudos activados y la espada desenvainada. La inteligencia consiste en saber elegir las batallas.
7.       Que los errores sirven para aprender, para hacernos mejores personas, no para autoflegelarnos o avergonzarnos. Uno nunca debe sentirse indigna, tonta o avergonzada por sus decisiones. Todos cometemos errores, todos tenemos momentos de debilidad, no importa cuán inteligente, fuerte, preparada o perfecta sea una persona, todos en algún momento hacemos una estupidez.
8.       Que el proceso de sanación comienza por aceptar que la regaste, que metiste las cuatro patas hasta el fondo, que cometiste todos los errores posibles, que actuaste tontamente, que estás avergonzada, pero que eso no te convierte en estúpida. Que para sanar hay que perdonarse el haberse equivocado.
9.       Que uno tiene que ser fiel a sí misma, que aunque las circunstancias, el medio, las demás personas y el que a veces camuflarse facilita las cosas, uno no debe diluirse con tal de encajar, porque al final todo pasa y lo única persona con la que siempre podemos contar es con nosotros mismos.
10.   Que "Soy lo que soy y eso es todo lo que soy" no es la frase con que se oculta la mediocridad sino con la que reafirma que uno es lo que es y eso le debe bastar a los demás. Que nuestra personalidad no debe ser "a la carta", que la única razón válida para considerar la posibilidad de cambiar por los demás es si con ello les estamos causando algún daño.
11.   Que uno nunca debe hablar mal de uno mismo, porque hay gente muy estúpida que puede creerlo.
12.   Que también tengo mi parte tonta, que no tengo todas las respuestas y que no está mal, prestar atención a los consejos de los demás, incluso a los que no se han pedido
13.   Que tengo una vena Drama Queen y que a veces exagero  las situaciones, así, que tengo días de “YoSofíombligodelmundotodoloquepasaenelmundotieneque ver conmigo” o de “nadie me quiere, todos me odian mejor me como un gusanito”, pero es solo eso, una pequeña parte de mí que le gusta dramatizar. Que es verdad que he pasado momentos sumamente difíciles, pero que a pesar de ello me gusta mi vida y me gusta lo que soy.
14.    Que la única persona que tiene el derecho a llamarme tonta soy yo misma, y solo de vez en cuando, para reírme un poco de mis torpezas  o  de mi vena Drama Queen.
15.   Que la próxima vez que me llame "tonta", y alguien me tire el rollo de que no debo llamarme así porque daño mi autoestima, le mandaré a que se limpie con su título invisible de psicología y le diré que tengo una autoestima lo suficientemente fuerte como para tolerar llamarse así de vez en cuando.
16.   Que a veces soy difícil de querer, que no le puedo caer bien a todo el mundo, pero que está bien, que eso no tiene que quitarme el sueño puesto que a mí tampoco me cae bien todo el mundo y además hay mucha gente que me quiere.
17.   Que los sueños nunca tienen que convertirse en una obligación y que no estoy obligada a probarle nada a nadie.
18.   Que está bien no estar de acuerdo con los demás y decirlo.
19.   Que no todas las bromas son bromas, que no todo lo que se dice en serio lo es, pero no siempre es así, y que eso de andar por la vida siempre tan suceptible es de "ollitas".
20.   Que cuando las cosas no son como te gustaría que fueran puedes intentar cambiar a todo el mundo, pero es un trabajo, además de difícil, regularmente infructuoso. Que la mejor manera de lograr un cambio es comenzar por uno mismo, por tomar las riendas de nuestra vida y decidir cómo nos afectan los demás, la importancia que le damos a sus acciones en nuestra vida.
21.   Que casi siempre, las cosas que nos molestan, dicen más de nosotros que de la otra persona. Que en todo aquello que nos desagrada de los demás hay un aspecto nuestro que no termina por agradarnos  y que vemos reflejado en ellos, ya sea porque tiene que ver con nuestros miedos, inseguridades, recuerdos, deseos no expresados o frustraciones.
22.   Que la arrogancia es una prerrogativa de los verdaderos genios (especie hoy casi extinta) o personajes de ficción como Sherlock Holmes o House, el resto solo somos engreídos, inseguros o idiotas a secas. 
23.   Que cuándo alguien te dice "pregunta lo que quieras que te lo reponderé todo" es mejor no preguntar, porque ni te va a contestar todo lo que preguntes ni te va a decir toda la verdad, solo te lo dice para darte un falsa sensación de apertura.
24.   Que el que una persona no te quiera no la convierte en idiota, eso solo lo dicen las amigas porque te ven con ojos de cariño o porque no se atreven decir lo que realmente piensan, un " te lo dije", "no es él eres tú", "no eres su tipo" o "simplemente no te quiere" no suelen ser tan bien aceptados como " es un idiota que no sabe lo que se pierde, ya regresará a rogarte de rodillas.
25.   Que expresar lo que quieres que suceda en tu vida o esperas de alguien, funciona mejor que esperar que los demás adivinen tus pensamientos. Que cuando hablas, las cosas se ponen en movimiento.
26.   Que soy un tanto cursi, pero intolerante a la cursileria tirando a ñoñez de los demás, especialmente de los que no me caen bien.
27.   Que después de los 30´s cada vez  importa menos lo que los demás piensen de ti. Que uno comienza a pensar “mi vida, mi tiempo, mi reglas”.
28.   Que mis gustos, ideas y opiniones son tan válidos como las de los demás, pero también viceversa.
29.    Que conforme pasa el tiempo uno aprende a ser más selectiva con la gente que permite entrar a nuestro entorno, también se vuelve un poco más intolerante a las estupideces, comienzan a caerte muchos veintes y a veces hasta se es capaz de identificar los momentos de "reina del drama" y reírse de uno misma. Que se gana en madurez y experiencia, pero a veces, es a cambio de la capacidad de asombro, ingenuidad, fe en las personas y/u optimismo.
30.    Que la gente que vive criticado, corrigiendo, burlándose o menospreciando a los demás, no es gente, es gentuza y entre más lejos de mi entorno, mejor.   
31.   Que respeto más a la gente que tiene el valor de decir de frente algo, aunque sea desagradable, que a los tibios que no opinan nada por no quedar mal o a los mustios que van de buenos por la vida y al menor descuido te destrozan cual pirañas.                  
32.   Que una cosa es la lealtad y otra cosa es permitir que los demás abusen de esa lealtad, que si una persona quiere que se le tengan consideraciones debe también mostrar consideración con los demás. Que uno no debe permitir que los demás se aprovechen y/o chantajeen valiéndose del cariño, la amistad o el compañerismo que se les tiene.
33.   Aprendí a perdonar y a perdonarme, a relajarme y a sonreír por las cosas simples de la vida.

34. Aprendí a aceptarme, a quererme, a no menospreciarme pero tampoco a tomarme tan en serio. También aprendí, que soy un costal de contradicciones, y que hay cosas que creo haber aprendido pero quizás no lo haya hecho del todo, que voy a seguir equivocándome, haciendo las cosas que digo que no voy a hacer,  porque…pues porque así soy yo, y me gusta cómo soy.            
                                                       
Y como dice Candy: "He dicho"

8 comentarios:

  1. Feliz cumple atrasado!!! Pues sí que has aprendido un montón de cosas... Y lo bueno es que nos queda un montón por aprender.

    Es curioso cómo este tipo de listas las hacemos una vez superada la treintenta. Cuando yo estaba en mis 20´s no me daba por plantearme estas cosas. Será que uno madura, supongo. Jajaja.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Señales de que uno ha dado el "viejazo": hace listas de lo que ha aprendido con los años", jajaja, se me acaba de ocurrir el tema para otra entrada, xD.

      Eliminar
  2. Yo, a mis 47, creo que no he aprendido todavía todo lo que tú, aunque coincido en ser un costal de contradicciones, y me he sorprendido algunas veces haciendo algo totalmente impropio de mí. Es divertido.
    Es importante darse cuenta de lo que uno aprende; me ha gustado mucho el punto 6, no puede uno ir por la vida con la espada desenvainada, en efecto. Hace unos días oí o leí una frase en la que venía a decir -no la recuerdo literalmente- que prefería que la engañaran y decepcionaran alguna vez a pasar la vida desconfiando de cada uno de sus amigos. Estoy totalmente de acuerdo.
    ¡Espero que pasaras un feliz cumpleaños!
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo que se dice aprender, aprender, pues yo diría que soy más bien una analfabeta funcional, me sé la teoría pero en la práctica aun tengo ciertos problemas, jejejeje. Gracias, si me lo pasé genial.

      Eliminar
  3. Creo que todas las mujeres lo aceptemos o no tenemos muchas cosas en común, ser exageradas, contradictorias, sentirnos solas a veces, coincido en muchas de las cosas contigo y definitivamente con los años nos vamos haciendo mas exigentes en muchos aspectos.. te quiero mucho Sofi y me gusta leerte mucho =)

    ResponderEliminar
  4. Hola, Anónima! Eso quiere decir que somos casi iguanitas? jajaja. Hoy si me desconcertaste, intuyo que eres tú, mis dotes detectivescas me dicen que el TQM indica que eres alguien de mi mundo real y dado que eres la única de mi mundo real que sé que visita el blog, tienes que serlo, pero no lo digo con certeza. Siempre me he creído capaz de identificar a una persona (si es alguien a quien conozco bien) con solo leer algo que haya escrito, porque su carácter se ve reflejado en su estilo de redactar, pero hoy me has despistado completamente.

    ResponderEliminar
  5. Valeria;
    lo chungo es no cumplirlos!!! 34 casi los mismos que yo, vamos unos chavales,...

    me mola tu blog, pasaré por aquí.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Sofi! =) de verdad que he pasado tanta veces a leer tu entrada y no tengo palabra alguna para decirte/escribirte, ¡wow! es tan ¿hermoso? O.o jaja todo lo que has aprendido, a base de prueba erro ¿no?. De verdad esta es una de esas entradas que la dejan a una sin aliento y deseando aprender por lo menos la mitad de lo que tu has aprendido. =) por cierto ¡feliz cumpleaños! (atrasado) =D

    ResponderEliminar

QUEDA ESTRICTAMENTE PROHIBIDO COMENTAR EN ESTE BLOG.
¡Hey! Pero ¿Qué hace? ¡Oiga! ¡alto! ¿Acaso no ha leído la advertencia? ¡Gente! Nunca leen las letras pequeñas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...