jueves, 2 de febrero de 2012

Me gusta


*Para Looney Luna

Me gusta que seas tan independiente, que durante el día te busques la vida por cuenta propia y no necesites tanto de mi, que no seas tan demandante, que no me hagas sentir atrapada por la responsabilidad de cuidar de ti, que no exista en mi esa sensación de que tenerte conmigo es una pesada carga de la que quisiera escapar.

Me gusta cuando parece que te molestas por algo que te hice y me ignoras todo el día, incluso cuando te llamo para comer, pero por la tarde, cuando me quedo dormida en el sofá, despertar y descubrir que estas ahí, en un rinconcito, casi a punto de caerte, pero cerquita, como si quisieras decirme que ya se te ha pasado el mal humor.

Me gusta que no puedas dormir por las noches si no estoy cerca o por lo menos donde puedas verme, que prefieras estar conmigo, acompañarme cuando me desvelo por estar trabajando, aunque eso signifique que debas pasar frío e incomodidades.

Me gusta que te despiertes por las mañanas cuando me arreglo para el trabajo y sigas desde tu lugar todos los movimientos que hago, para después, cuando me marcho, volverte a dormir plácidamente. 

Me gusta tu curiosidad innata, tu vitalidad, que vayas de un lado a otro todo el día, que todo lo conviertas en un juego, aunque con tus juegos me estropees cosas o me desconectes la TV o la PC justo cuando las estoy utilizando, porque verte así, viviendo sin preocupaciones, me hace darme cuenta de la importancia de valorar las pequeñas cosas de la vida y ser feliz con ellas.

Me gusta que seas afectuosa pero no en exceso, que cuando quieres mimos, te acerques a mi, te me quedes viendo por un rato y pongas carita del ser más olvidado del planeta, a la espera de que te tome en mi brazos y te haga un par de caricias para luego volver a dejarte libre, que cuando te ignoro reclames mi atención lanzado un ligero maullido o mordisquéandome los dedos del pie hasta que te hago caso.

Me hace gracia que hagas de un zapato, del teclado de mi laptop, del módem o de cualquier lugar tibio, tu lugar predilecto para dormir, y aunque no me hace tanta gracia, regresar a casa, buscarte por todos lados y descubrirte en mi cama, bajo el edredón o bajo los cojines del sofá.

Me gusta que seas así, completamente blanca, que tengas un ojo verde y otro azul, porque eso te hace diferente, poco común, y aunque sé que posiblemente tienes problemas de audición, no te cambiaría por nada del mundo porque para mi eres bella y especial.

Pero lo que más me gusta de ti, es que hayas llegado a mi vida en un momento en que no me haces falta, porque así puedes ser lo que tienes que ser,  Luna (o Looney como te digo cuando quiero que vengas a mi) mi pequeña mascota, y no el sustituto de otros afectos o la responsable de llenar los vacíos en mi vida.

Así que Luna, por enseñarme que tener una mascota no es buscar un dolor o una responsabilidad innecesarios, sino más bien, encontrar ternura, cariño incondicional y por qué no, más razones para estar alegre, gracias y BIENVENIDA.
 
            



  

3 comentarios:

  1. Que hermosa es. Me gusto "no sustituto de otros afectos", eso deben ser las mascotas
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Que ternura!
    Parece que estas describiendo a mis gatitos, aunque ninguno es blanco ni con un ojo de cada color, en todo lo demas....son excactamente iguales!
    Son los compañeros ideales, ni encima ni totalmente indiferentes.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Ayyy, me acabo de morir de amorrrr. Es divina!!! Felicidades por esa gatita tan linda.

    ResponderEliminar

QUEDA ESTRICTAMENTE PROHIBIDO COMENTAR EN ESTE BLOG.
¡Hey! Pero ¿Qué hace? ¡Oiga! ¡alto! ¿Acaso no ha leído la advertencia? ¡Gente! Nunca leen las letras pequeñas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...