viernes, 4 de mayo de 2012

Efecto Droste




Te veo ahí, emocionado, dando vueltas alrededor de ese monstruo metálico, observando cada detalle, palpando cada una de sus partes como si quisieras impregnarte las manos con sus formas para conservarlas para siempre en tus recuerdos. Sonríes y tus ojos se iluminan, es como si reflejaran el brillo de ese objeto que te tiene tan maravillado. Me conmueve tu mirada, esa cierta dulzura que destila; una mezcla de asombro y de inocencia que sólo se aprecia en un niño cuando contempla su más preciado tesoro, su juguete soñado.

Te veo ahí, frente a esa  motocicleta Harley Davidson, observándola extasiado. No sé por qué, pero no creo que sólo te impresione su majestuosidad, la belleza de una máquina de esas dimensiones, tan imponente, tan codiciada, tan perfecta. Creo que  más que ver sus características físicas y admirar sus exquisitos acabados, más que pensar en la sensación de poder y hasta el status que otorga, lo que en realidad te maravilla es la libertad y el mundo de posibilidades que representa. Casi siento que puedo seguir el hilo de tus pensamientos, adivinar lo que pasa por tu mente como si me proyectases la película de tus viajes: te veo feliz recorriendo el mundo, corriendo toda clase de aventuras, viviendo tu sueño. 

Vuelvo a mirarte, y ahora tienes la mirada perdida, un dejo de añoranza se logra apreciar en esos ojos marrones que tantas veces me dejan loca perdida, revelando cierta vulnerabilidad apenas perceptible tras esa fachada de seguridad; la vulnerabilidad de quien ve su sueño muy lejano, casi inacanzable. El corazón se me estruja y siento deseos de abrazarte, y así de pronto, me doy cuenta de que no necesito saber nada más para afirmar sin temor a equivocarme que te querré sin importar lo que aún no conozco de ti. Así sin más, tengo la más absoluta certeza de que eres la persona que amo, la persona que quiero en mi vida para siempre, porque te veo, y de pronto me veo repetida como en una imagen infinita; yo también tengo esa mirada tuya, la mirada de quien está frente a su más preciado tesoro, ante uno de sus más grandes anhelos, ese sueño largamente acariciado…y no sabes cuánto me gustaría poder ayudarte a conseguir el tuyo.






6 comentarios:

  1. Móntate en esa Harley e iros lejos, lejos!!! Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  2. Sería increíble viajar por el mundo montada en esa moto, lo que no sé es si mi bolsillo y mis posaderas lo resisitirían, jajaja.

    ResponderEliminar
  3. La Harley Davidson deben tener un embrujo, Pappo le escribio una cancion
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo de motos no sé nada, pero con una Harley uno sabe que es especial aunque nunca haya visto una en la vida.

      Eliminar
  4. Hola!

    Al leerte en esta entrada, me ha venido una canción de La Musicalité a la cabeza (cursi, sí) que solía relacionar con alguien que ansiaba estar siempre en movimiento.

    "Vuelas en tus sueños sin cesar"

    Si no te importa, me quedo por aquí... a ver si finalmente decidís subiros a esa moto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Gracias por leerme, bienvenid@. No conocía a La musicalité, pero ya les he escuchado "Brisa", no me pare cursi. Yo pienso en esta http://youtu.be/V_ZP2eeWsh8 ó esta http://youtu.be/xl2dgl4sO-I

      Eliminar

QUEDA ESTRICTAMENTE PROHIBIDO COMENTAR EN ESTE BLOG.
¡Hey! Pero ¿Qué hace? ¡Oiga! ¡alto! ¿Acaso no ha leído la advertencia? ¡Gente! Nunca leen las letras pequeñas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...